EVA GÁNDARA
20 de octubre de 2015 / 11:27 a.m.

Monterrey.- Por octava ocasión, el Gigante de América, antes conocidos como ‘Bronco’, traspasó los límites territoriales y relinchó en Sudamérica, donde pusieron a bailar con zapatos de tacón a los bolivianos.

En el marco de su 35 aniversario de trayectoria musical, la agrupación nuevoleonesa se encuentra recorriendo el mundo con una gira que los llevó por ocho ciudades de Bolivia, donde ofrecieron espectáculos inolvidables en estadios con una capacidad superior a las 10 mil personas, lo que los mantiene como uno de los únicos artistas en lograr dicha cantidad de shows.

Lupe Esparza, Ramiro Delgado, Javier Cantú, René y José Adán Esparza, acapararon titulares en ciudades como Sucre, Riberalta, Santa Cruz y La Paz, ésta última donde el pasado 16 de octubre fueron distinguidos por la comisión de diputados con la medalla al mérito cultural, la cual no solo reconoce su carrera artística sino su aportación a la integración entre México y Bolivia.

"En Bolivia es un reconocimiento excepcional que solo lo entregamos a personas intachables, en este caso a los integrantes del grupo por su aportación y por unir y sobresaltar la cultura con su música", platicó Raúl Rocha, diputado en La Paz, Bolivia, quien entregó una medalla personal a cada uno de los integrantes del grupo.

Durante su estancia en el país, los músicos regios enfrentaron varios retos, entre ellos sobrellevar la altura de 3,600 metros sobre el nivel del mar y algunos desvelos, ya que durante dos semanas viajaron de ciudad en ciudad.

"En ocasiones nos resulta difícil, el dolor de cabeza es constante además de que en el escenario en ocasiones nos sentimos sofocados y algunas de las notas no las pudimos cantar como quisiéramos, afortunadamente el público nos entiende y valora el esfuerzo".

Las fans de hueso colorado aguardaban su llegada en los aeropuertos y hoteles donde los integrantes eran recibidos por decenas de personas que se aglomeraban para saludarlos. Algunas sorprendidas por ver en persona a sus ídolos derramaban lágrimas, mientras algunos otros aprovecharon para tomarse la foto del recuerdo o conseguir un autógrafo.

Los shows del grupo estuvieron invadidos por la nostalgia, ya que durante sus presentaciones dedicaron el tema "Amigo Bronco" al entrañable "Choche", quien perdiera la vida hace un par de años.

A diferencia de sus presentaciones por México y Estados Unidos, en Bolivia los gruperos tuvieron que hacer un cambio en su repertorio musical para interpretar en vivo canciones como "Naila", "Dos mujeres un camino" y "Pastillas de amor", mismas que en la década de los años 90's les abrió las puertas en Sudamérica tras la participación de Lupe Esparza y los músicos originales en la telenovela con Laura León; "Dos mujeres y un camino", los cuales normalmente no incluyen en sus espectáculos.

A pesar de que en muchos de los recintos en los que actuaron no hubo venta de alcohol, el público disfrutó al por mayor las casi dos horas de concierto que ofreció el quinteto, quienes lucieron diferentes trajes para cada presentación, durante las cuales "La sangre nueva" se arrebató los suspiros de las jovencitas mientras Lupe era admirado por los caballeros que imitaban su estilo informal de vestir. Ramiro no se quedó atrás y al concluir sus actuaciones regalaba rosas rojas.

Bronco
Cuentan con un gran apoyo por parte de sus fans. | EVA GÁNDARA

"Los potrillos" y su papá sorprendieron a los asistentes en sus conciertos pues en varias ciudades abandonaron el escenario para sentir el calor del público que cimbraba los recintos donde se presentaron, como en el Estadio Hernando Siles y Tahuichi Aguilera.

"Es muy bonito saber que tan lejos de casa te admiran y respetan, sentir el cariño del público siempre es reconfortante, estamos muy contentos de que a pesar de no ser el grupo de moda seguimos moviendo masas y continuamos trotando con nuestras canciones".

Durante sus traslados en aquel país, el Gigante de América era escoltado por la seguridad pública, pues debido a su popularidad, las personas se aglomeraban a su alrededor para obtener la foto del recuerdo y autógrafos, y aunque complacían al público había ocasiones que las filas eran interminables.

Bronco
La agrupación se muestra feliz por la admiración que reciben,. | EVA GÁNDARA