NOTIMEX
22 de septiembre de 2016 / 03:15 p.m.

MÉXICO.- Rebecca de Alba, a través de su fundación, dio a conocer que la ya tradicional "Gran venta anual" que realiza a beneficio de personas con cáncer se llevará a cabo los días 4 y 5 de octubre próximo en una conocida boutique de Polanco.

En esta ocasión la venta tendrá un plus, al sumarse varios diseñadores mexicanos a la causa, mismos que tendrán un espacio en el "Rincón de Rebecca".

"Ya estamos listos, esta es la novena ocasión que realizamos este evento y la verdad la gente espera la venta, y no saben qué alegría me da, porque esto ya es algo institucional de la fundación y gracias a las redes nos hemos dado cuenta de cuánto espera la gente esta cita", comentó en entrevista.

La conductora añadió que el encuentro se viene planeando desde el día siguiente que concluye el anterior y afortunadamente cada vez hay más gente interesada en unirse.

"En estos nueve años se han sumado a la venta chavos, chavitas, señoras, mujeres que trabajan, que año con año esperan estos días. Tengo un grupo de señoras de Guadalajara y de Aguascalientes que desde hace cinco años no dejan de venir a la venta, esto se ha vuelto ya un evento familiar".

Sobre lo que habrá este año en su "Gran venta anual", dijo que contarán con descuentos del 30, 50 y hasta 80 por ciento. 

Aclaró que todo lo que habrá es nuevo. "Todo es nuevo, de marca y lo más importante es que todo es en apoyo a los pacientes con cáncer de diversas edades y a sus familias, y en esta ocasión pondremos a la venta más de mil prendas".

Rebecca de Alba agregó que este año en "El rincón de Rebecca", un espacio que creó en el que vende la ropa y los accesorios que ella vistió y de sus amigas, estará apoyada por diseñadores mexicanos.

"Este año no hay 'Rincón de Rebbeca' con mi ropa, así que pensé en invitar a diseñadores mexicanos y este año están cinco y los diseños son para los chavos, con el concepto ‘gentleman', pero para más jóvenes".

Comentó que la "Gran venta" se hace en octubre porque es el mes del cáncer y esta labor crece cada vez más, lo que para ella es una responsabilidad que asume con gusto.

"La gente ya sabe de la venta, eso es padre, pero lo más importante es el porqué van, eso es lo difícil de construir, porque puedes hacer un evento un año a ver si pega, pero la fundación hace una gran labor para que esto perdure, y nuestro gran logro ha sido eso, transmitirle a la gente que a través de su compra está ayudando a pacientes con cáncer".

Compartió que el público con sus compras ha apoyado a que se realicen más de 900 quimioterapias en beneficio de más de mil pacientes.