EFE
14 de junio de 2013 / 04:57 p.m.

 

Estambul • Los ocupantes del parque Gezi de Estambul son en su mayoría ciudadanos turcos con educación superior, votantes de izquierda y, por un pequeño margen, mujeres, según una encuesta hecha pública hoy.

Estos datos, publicados en su página web por la agencia "Konda Research and Consultancy", proceden de un sondeo realizado la pasada semana a 4 mil 400 personas en el parque, símbolo y centro de las protestas antigubernamentales que sacuden Turquía desde finales de mayo.

Las entrevistas personales revelaron que el 50.8 por ciento de los manifestantes en el parque son mujeres y que el 56 por ciento son graduados universitarios o con títulos de posgrado.

El estudio refleja que casi la mitad (44 %) de quienes acuden al parque no habían participado nunca en una manifestación. Más de un tercio de los encuestados lleva acampado aquí desde el 28 de mayo, cuando se produjo un intento de talar los árboles del parque, una decisión impulsada por el primer ministro turco, Recep Tayip Erdogán, y que ha desencadenado una inusitada ola de protestas.

La inmensa mayoría afirma participar en esta protesta de forma individual y no como miembro de ningún grupo u organización.

El 69 por ciento acudió al parque al enterarse por las redes sociales de los planes de destruirlo, el 15 por ciento lo supo a través de amigos, un 8 por ciento por Internet y un 7 mediante la televisión.

Varias grandes emisoras turcas han sido duramente criticadas por su cobertura de las protestas, al programar documentales de pingüinos o de viajes mientras en la calle se producían duros choques entre manifestantes y antidisturbios.

Respecto a la orientación política, el 41 por ciento de los encuestados se declaró votante del Partido Republicano del Pueblo (CHP), la principal fuerza de la oposición, de orientación socialdemócrata.

Un 17 por ciento era menor de edad en las últimas elecciones, en 2011, y otro 13 por ciento se abstuvo en aquella consulta.

Sólo dos de cada 100 encuestados es votante del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), el partido gubernamental, de tendencia islamista moderada.

Casi un 60 por ciento justificó su presencia en el parque porque tiene la sensación de que sus libertades están siendo atacadas por el Ejecutivo.

Aunque la defensa del parque Gezi ante un proyecto urbanístico fue el detonante, las protestas que llevan más de dos semanas sucediéndose en Turquía ha derivado en una denuncia de lo que los manifestantes creen es un estilo autoritario del Gobierno.