13 de febrero de 2013 / 02:03 p.m.

Washington.- El presidente Barack Obama urgió ayer al Congreso a tomar medidas para impulsar la economía, controlar la venta de armas y reformar el sistema migratorio, en su primer informe de gobierno tras haber sido reelecto al frente de la Casa Blanca.

En su mensaje ante el Congreso, seguido por millones de estadunidenses, el mandatario se enfocó sobre todo en temas internos, pero también hizo anuncios en materia internacional, como el fin de la guerra en Afganistán en 2014 y el inicio de negociaciones para una zona de libre comercio con Europa.

Apenas tres semanas después de haber asumido su segundo mandato de cuatro años, el 20 de enero, el mensaje le sirvió a Obama para delinear las prioridades del gobierno en el contexto de una economía que aún puja por recuperarse de la peor crisis en décadas y un alto desempleo de 7.9 por ciento.

Obama dijo que la principal tarea del país es estabilizar su presupuesto, por lo que advirtió que recortes del gasto de gran envergadura que entrarán en vigencia automáticamente el 1 de marzo son una “"idea pésima”".

"“Esos recortes súbitos, graves y arbitrarios pondrían en peligro nuestra disponibilidad militar. Devastarían prioridades tales como la educación, la energía, y las investigaciones médicas. Definitivamente desacelerarían nuestra recuperación y nos costarían cientos de miles de empleos"”, advirtió Obama.

“"No es un gobierno más grande lo que necesitamos, sino un gobierno más sensato que establezca prioridades y que invierta en un crecimiento generalizado"”, dijo Obama, ante un Congreso dividido, con la Cámara de Representantes en manos de los republicanos.

En su mensaje, interrumpido en varios momentos por aplausos, Obama se refirió también a otro de los temas que ha concitado la atención, luego de una matanza de niños en Newtown, Connecticut, en diciembre: el control de las armas de fuego.

"“Sé que ésta no es la primera vez que en este país se ha debatido la manera de reducir la violencia armada. Pero esta vez es diferente"”, dijo Obama. “"Cada una de estas propuestas merece un voto en el Congreso"”, indicó, ante una audiencia que incluyó a familiares de víctimas de Newtown.

Sobre la reforma migratoria, el presidente instó al Congreso a que le envíe “"en los próximos meses”" una ley, que incluya una vía hacia la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados.

El mandatario aplaudió los esfuerzos bipartidistas iniciales en el Congreso hacia una ley migratoria. “"Sabemos lo que hay que hacer. (...) Pues bien: ¡acabémoslo de hacer!"”, exhortó.

Un grupo bipartidista de senadores alcanzó en enero un acuerdo base hacia una reforma migratoria, mientras que legisladores en la Cámara baja, bajo control republicano, trabajan en un proyecto alusivo.

Como una señal, entre los invitados al palco de la primera dama Michelle Obama en el Congreso estuvo Alan Alemán, un joven mexicano indocumentado que se benefició de una medida del gobierno para diferir su deportación y asiste a la universidad.

Obama pidió también hacer frente al cambio climático “"por el bien de nuestros hijos y de nuestro futuro"”.

En materia exterior, prometió tomar “"medidas firmes"” junto a aliados de EU contra las “"provocaciones"” de Corea del Norte, luego de que el país asiático realizó ayer con éxito su tercer ensayo nuclear.

Al gobierno de Irán le tendió la mano en vísperas de otro diálogo: “"es el momento para una solución diplomática"”, dijo.

Obama también anunció la repatriación de Afganistán de otros 34 mil soldados el próximo año, antes de poner fin a la guerra en 2014, y destacó las negociaciones con Europa para crear la mayor zona de libre comercio del mundo.

El encargado de la respuesta republicana a Obama fue la estrella ascendente del partido, el senador de origen hispano Marco Rubio, quien en inglés y en español exhortó a Obama a no subir los impuestos.

Rubio, de 41 años y familia cubana, pidió más empleos para la clase media pero rechazó un aumento de impuestos a los más ricos.

Promete “"Medidas firmes"”

Obama prometió ayer tomar “"medidas firmes"”, junto a aliados de EU, contra las “"provocaciones"” de Corea del Norte, después de que el país comunista llevara a cabo su tercer ensayo nuclear.

"“Las provocaciones del tipo que vimos solo los aislarán aún más, ya que junto a nuestros aliados fortaleceremos nuestra propia defensa antimisiles y lideraremos al mundo en la adopción de medidas firmes en respuesta a esas amenazas"”, dijo Obama en el Congreso y aseguró que “"el régimen de Corea del Norte debe saber que solo alcanzará la seguridad y la prosperidad mediante el cumplimiento de sus obligaciones internacionales"”.

Un comunicado de la Casa Blanca informó ayer que el presidente estadunidense le prometió una firme defensa a Corea del Sur.

“"Ambos líderes condenaron esta altamente provocadora violación de las obligaciones internacionales de Corea del Norte. Estuvieron de acuerdo en trabajar juntos estrechamente, incluso en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”", detalló la nota. (AFP/Washington)

Claves

Ex policía calcinado

El cuerpo calcinado de un ex policía buscado en la última semana por varios asesinatos en California, fue hallado anoche en una cabaña incendiada donde el fugitivo se atrincheró luego de un tiroteo, informaron medios locales.

El cuerpo responde a Christopher Dorner, 33 años, hallado cerca de la localidad de Big Bear, una estación de esquí a dos horas al este de Los Ángeles.

El ex oficial juró sangrienta venganza por su despido en 2008 y desde el jueves anterior era buscado por la muerte de tres personas, entre ellas un policía.

AGENCIAS