MULTIMEDIOS DIGITAL
27 de junio de 2017 / 12:19 p.m.

ESPECIAL.- Valentín Pimstein fue uno de los pilares de la telenovela actual y uno de los responsables de varios títulos que marcaron la historia televisiva.

El productor, fallecido hoy a los 91 años, estuvo involucrado en el medio del espectáculo desde 1950, y se convirtió en productor desde el 57 con El Ídolo viviente, una cinta mexico-estadounidense, dirigida por René Cardona y Albert Lewin.

Gracias a ese primer esfuerzo en el cine y su trabajo como asistente de dirección en un estudio cinematográfico, conoció a Emilio Azcárraga Milmo, quien en ese entonces estaba al mando de Telesistema Mexicano, empresa que más tarde cambiaría su nombre a Televisa.

En el 58, se pone a cargo de Gutierritos, que es recordada como la segunda telenovela mexicana, protagonizada Rafael Banquells.

Desde ese momento, inició un trayecto que lo llevó a producir cerca de 100 títulos junto a Televisa, donde destacan nombres como Rubí en el 68, Mundo de Juguete que duró del 74 al 77, Los Ricos También Lloran en el 79. Todo este esfuerzo lo llevó a ser conocido como "El Padre de la Telenovela Rosa".

Debido a su trabajo en la década de los 80, actrices como Lucía Méndez, Verónia Castro, Edith González y Victoria Ruffo saltaron a la fama.

Pimstein se retiró de la producción en 1992, con últimos trabajos Rosa Salvaje, Carrusel y, finalmente, María Mercedes.

Dos años más tarde, tomó el puesto de Vicepresidente de Telenovelas, donde se encargó de supervisar las nuevas propuestas que llegaban a Televisa y donde aparecieron nombres jóvenes como el de Juan Osorio, Lucero Suárez y el de su propia hija, Verónica Pimstein.

Un libro biográfico, titulado Valentín Pimstein, una vida de telenovela, fue publicado el año pasado. Escrito por Tere Vale, narra las memorias de este productor y cómo sus aportaciones impactaron la televisión actual.


jeem