22 de febrero de 2013 / 02:16 p.m.

 El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, volvió a callar ayer cuando se le preguntó sobre los casos de corrupción que involucran a su partido durante el segundo y último día del debate sobre el estado de la Nación, en tanto el Partido Nacionalista Vasco (PNV) exigió que la Corona “se reinvente” por ser “la institución más opaca” del país porque ya no vale otro “lo siento mucho”.

"“La Casa Real es la institución más opaca del Estado y debe someterse a la prueba de la luz y los taquígrafos”", reclamó el vocero del PNV, Aitor Esteban, en alusión a los presuntos delitos de prevaricación, malversación de fondos, fraude a la administración y evasión fiscal de los que un juez acusa a Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina.

"“Después de tantas peripecias con fundaciones, favores, patrocinios, emails subidos de tono y hasta elefantes, ya no vale con un ‘Lo siento mucho, no volverá a ocurrir’”, añadió Esteban, en referencia también al reciente safari del rey en Bostwana para cazar y matar elefantes.

La petición del PNV se sumó a la realizada por el partido Socialista de Cataluña (PSC), cuyo máximo dirigente, Pere Navarro, pidió que el monarca abdique y que sea su hijo, el príncipe de Asturias, quien lidere lo que denominó una “segunda transición”, así como los “profundos cambios y la modernización” que, a su juicio, necesita la península española.

“"Le agradecemos su trabajo, pero necesitamos un nuevo jefe del Estado para hacer la transición del siglo XXI” de España, afirmó el socialista y advirtió que, si no se produce este “relevo tranquilo”", se estará dando la razón a muchos ciudadanos que pueden creer que lo que toca hacer ahora es cambiar no solo al rey, sino al sistema monárquico.

La segunda y última sesión del debate sobre el estado de la nación ante los grupos minoritarios en el Congreso tuvo de nuevo como protagonistas a la corrupción y la crisis.

Sobre los casos de corrupción que pesan sobre el gobernante Partido Popular (PP), el portavoz del PNV le dijo a Rajoy que "“no es de recibo que no diga nada"” sobre los asuntos que afectan a su partido, mientras se dedica "“a decir a los demás lo que deben hacer"” anunciando una serie de medidas legales contra la corrupción, en referencia al discurso de Rajoy de hace dos días.

Por eso, Esteban pidió a Rajoy que explique por qué el ex tesorero del PP, Luis Bárcenas (al que un juez le descubrió una cuenta en Suiza con 22 millones de euros), figuró en la nómina del PP hasta hace unos días. Lo mismo vale para el imputado Jesús Sepúlveda, ex alcalde del PP, imputado en la operación corrupta Gürtel, y a quien un juez lo acusa de haber recibido medio millón de euros en “regalos”. Rajoy respondió que "“hace años que Bárcenas y Sepúlveda no tienen responsabilidades en el PP"”.

EFE