14 de marzo de 2013 / 07:09 p.m.

 

Las autoridades de Serbia aseguraron hoy que se está más cerca que nunca de llegar a un acuerdo para dotar de cierta autonomía al norte de Kosovo, poblado mayoritariamente por serbios.

""Nunca hemos estado más cerca de un acuerdo para ordenar la vida en Kosovo y Metohija"" anunció el presidente de Serbia, Tomislav Nikolic, tras reunirse en Belgrado con la responsable de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton.

Aunque aún no se ha alcanzado un acuerdo y el encuentro de hoy fue sólo preparatorio de lapróxima ronda de contactos, el próximo día 20, entre Serbia y Kosovo, Nikolic se mostró optimista sobre la posibilidad de una salida negociada.

El mandatario serbio destacó que ese acuerdo debe garantizar que los serbios de Kosovo ""estén vinculados con Serbia para que Serbia pueda ayudarles si su vida lo reclama"".

Por su parte, el primer ministro de Serbia, Ivica Dacic, se mostró más cauto y aseguró que ""en este momento nadie puede decir si se llegará al acuerdo o no"" y acusó a Kosovo de no ceder en sus posiciones.

Con todo, insistió en que ha de dotarse a los serbios de Kosovo de suficientes competencias y de poderes ejecutivos y advirtió de que su país no aceptará que esa autonomía sea meramente informal.

Dacic se refirió a la Policía y la Justicia como dos de los aspectos principales de esas competencias.

Serbia sigue sin reconocer la autoproclamada independencia de Kosovo y plantea dotar a las comunidades serbias del norte de su ex provincia de un estatuto especial, algo que rechazan las autoridades de Pristina.

La normalización de las relaciones con Kosovo es una de las condiciones impuestas a Serbia para abrir la puerta a un futuro ingreso en la Unión Europea.

EFE