24 de septiembre de 2013 / 07:12 p.m.

La Fiscalía venezolana dijo el martes que detuvo a otros cinco oficiales de la Guardia Nacional por su presunta participación en el tráfico de 1,3 toneladas de cocaína en un vuelo de la aerolínea Air France desde Caracas a París, por lo que ya son ocho los militares detenidos por el incidente.

El Ministerio Público dijo en un comunicado que también detuvo a dos trabajadores del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, conocido como Maiquetía, que habrían estado involucrados en el pase de la droga incautada el 20 de septiembre en París, según autoridades venezolanas.

Las autoridades venezolanas ya habían arrestado a un primer teniente, a un sargento primero y a un sargento segundo, este último del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana.

El comunicado señaló que los militares detenidos ahora son un teniente coronel, un teniente, un sargento primero y dos sargentos segundo. Los dos trabajadores aeroportuarios son un funcionario de seguridad y un supervisor de plataforma.

El breve comunicado no precisó los cargos que serán imputados. Los arrestos se produjeron entre la madrugada del lunes y la mañana del martes.

La incautación de la droga, valuada en 200 millones de euros (270,19 millones de dólares), ocurrió poco después de que Washington acusó nuevamente a Venezuela de fallar en su lucha contra el tráfico de cocaína proveniente de su vecina Colombia.

La droga estaba escondida en valijas que fueron registradas bajo nombres falsos que no correspondían a los pasajeros del vuelo de Air France que arribó al aeropuerto Charles de Gaulle, dijeron a Reuters fuentes policiales francesas.

En París fueron detenidos por autoridades francesas otras seis personas -tres italianos y tres ingleses- involucradas en la maniobra delictiva.

Por otra parte, la fiscalía también dijo que arrestó a cinco oficiales del Ejército Nacional Bolivariano y tres civiles -un dominicano, un ecuatoriano y un venezolano- por intentar robar una avioneta con la que supuestamente transportarían droga al extranjero.

Expertos anti narcóticos sostienen que la ubicación de Venezuela, con acceso privilegiado al Mar Caribe y el océano Atlántico, la convierte en una ruta preferencial para los aviones y barcos que transportan la cocaína colombiana a Estados Unidos y a Europa a través de América Central y África.

Estados Unidos tiene más de una década acusando a Venezuela de hacer la vista gorda ante el contrabando de drogas, y ha señalado a varios militares de alto rango y a aliados del Partido Socialista venezolano como "capos de la droga".

Reuters