MULTIMEDIOS DIGITAL
24 de octubre de 2016 / 11:35 a.m.

ESPECIAL.- Gran sorpresa dio Scarlett Johansson en París al tomar el papel de dependienta en su recién inaugurada tienda de palomitas gourmet.

El negocio llamado ‘Yummy Pop’, que maneja junto a su marido Romain Dauriac, abrió sus puertas el pasado fin de semana ofreciendo palomitas de diferentes sabores. Tras el mostrador se encontraba la actriz a camiseta de rayas y con un delantal.

“Era uno de mis sueños [...] traer un nuevo aperitivo estadounidense a mi ciudad europea favorita”, expresó Johansson.

Y aunque fue todo un boom la presencia de la ‘vengadora’, será la hermana de Romain quien atenderá el establecimiento situado en el animado barrio histórico de Le Marais, en el centro de la capital.