AP
27 de agosto de 2016 / 12:00 a. m.

NUEVA YORK.- Hollywood sufrió tropiezos este verano con una serie de relanzamientos sin pies ni cabeza, secuelas abocadas al fracaso y remakes cuestionables.

Los fracasos de Ben-Hur, Día de la Independencia: Contraataque y Tortugas Ninja 2: Fuera de las Sombras no fueron exactamente sorpresivos para la mayoría. El tema fue que las grandes películas no cumplieron las expectativas de los cinéfilos y la crítica.

Escuadrón Suicida es una de las más taquilleras del verano con una recaudación global de 577.6 millones de dólares, pero tanto esta cinta como la película previa de Warner Bros.-DC Comics, Batman vs Superman: El Origen de la Justicia, pudieron haber generado más de haber sido mejores y haberle gustado más al público.

Aun así Warner Bros., que ha prometido seguir mejorando sus películas de superhéroes de DC, pudo celebrar un repunte de 39 por ciento frente al verano de 2015, con éxitos como la comedia Central Intelligence y el thriller de bajo presupuesto Lights Out.

"Todo se reduce a contenido y a hacer las mejores películas que uno pueda. Eso es verdad en cualquier periodo de tiempo", dijo Jeff Goldstein, jefe de distribución de Warner Bros. "La generación del baby boom claramente está yendo al cine; el público que es un poco más difícil de atraer es el de los millennials. Uno tiene que inventar algo que ellos quieran ver y hacer que sea genial y diferente".

Uno de los fracasos más grandes provino del cineasta más rentable de Hollywood.

Ben-Hur
El deprimente estreno la semana pasada de la cinta de gran presupuesto "Ben-Hur" habría costado 100 millones de dólares y podría señalar el fin de la resurrección de las épicas bíblicas. | PARAMOUNT

The BFG de Steven Spielberg parecía tener la combinación infalible de director y material, pero el estreno de Disney no ha recaudado mucho más de su presupuesto de 140 millones de dólares, a nivel mundial.

Alicia a Través del Espejo, que se estrenó justo en momentos en que su astro Johnny Depp fue denunciado por violencia doméstica, tuvo una de las mayores caídas con respecto a su antecesora al facturar 740 millones de dólares menos que la cinta original de 2010.

Y sin embargo la taquilla de Estados Unidos y Canadá, según comScore, está casi igual que la del verano pasado. La industria pronostica alrededor de 4 mil 400 millones de dólares en boletería, con lo que esta sería una de las temporadas más exitosas en términos monetarios (con el dólar de hoy). En lo que va del 2016, la taquilla está superando a la del año pasado pese a los baches en el camino.

Cazafantasmas
La muy criticada versión femenina de "Cazafantasmas" fue calificada como un éxito, aun cuando su pobre desempeño destruyó cualquier esperanza de nuevas secuelas con el elenco y el director Paul Feig. | SONY

"Aun ante los resultados mixtos de prácticamente todos los estudios, seguimos viendo algunas cifras récord", dijo Dave Hollis, jefe de distribución de Disney. "Tenemos muchas razones para estar emocionados, aunque ciertamente ha habido algunas pausas en cuanto a impulso".

Los números en general ocultan las pérdidas para muchas películas y varios estudios. Mientras el negocio está boyante en Disney, gracias a cintas como Buscando a Dory y Capitán América: Guerra Civil, Paramount y Sony no pueden decir lo mismo. Los tres films más lucrativos del verano - Dory, Guerra Civil y La Vida Secreta de tus Mascotas, de Universal, - representan más del 25 por ciento de la taquilla. De las 14 secuelas estrenadas este verano (cuatro más que el año pasado), solo tres superaron a sus predecesoras.

"Más de lo mismo no está funcionando y ese es un problema bastante evidente para los estudios", dijo Jeff Bock, analista sénior de taquilla para Exhibitor Relations. "Este fue un cultivo de secuelas apresuradas malas".

No es fácil escudriñar los daños de los numerosos fracasos del verano, particularmente porque la definición de un fracaso suele debatirse.

A pocas películas les fue tan mal como a la adaptación del videojuego Warcraft, con costo de 160 millones de dólares, pero ese filme tuvo buenas cifras en China.

La muy criticada versión femenina de Cazafantasmas fue calificada por Sony Pictures como un éxito, aun cuando su pobre desempeño destruyó cualquier esperanza de nuevas secuelas con el elenco y el director Paul Feig. Antes de que Star Trek: Sin Límites tuviera su pobre estreno, Paramount anunció sus planes de una cuarta película de Star Trek. ¿Ilusión o estrategia de marketing?

Otras decepciones ofrecen mayor claridad. El deprimente estreno la semana pasada de la cinta de gran presupuesto Ben-Hur le habría costado a Paramount 100 millones de dólares y podría señalar el fin de la resurrección de las épicas bíblicas. La franquicia de 20 años Día de la Independencia, de igual modo, probablemente no vuelva a surgir.

"Hollywood debe encontrar el equilibrio entre '¿qué le interesa realmente a la gente?' y 'queremos hacer una secuela de esto porque la primera dio dinero''', dijo Bock.

La tentación de los ejecutivos de aprobar rápidamente una secuela es fácil de entender: estos siguen siendo de lejos los estrenos más lucrativos. Once de las 13 películas más exitosas de este verano (todas menos La Vida Secreta de tus Mascotas y Central Intelligence) se basan en propiedades previamente existentes.

La calidad ha emergido como un ingrediente vital para el público que enfrenta boletos cada vez más caros y mayores opciones de entretenimiento en casa. No es coincidencia que el mayor éxito de este verano, Buscando a Dory, provenga del estudio de animación Pixar, el más respetado en su oficio.

"La mayor lección del verano es: traten de mantener un nivel de calidad y no asuman que sólo porque algo tiene una marca va a ser automáticamente un éxito", dijo Paul Dergarabedian, analista de medios sénior para comScore.

"No pueden permitir que el público se vaya poco impresionando después que gastó su dinero ganado con esfuerzo".