9 de marzo de 2014 / 02:50 p.m.

México.- El cantautor José María Napoleón recordó las glorias de su éxito y, como si los años no hubieran pasado, el público que casi abarrotó el Auditorio Nacional se le entregó en cada una de sus canciones al corear sus letras de principio a fin.

En punto de las 20:00 horas del sábado, las luces se apagaron para dar paso al pasado y hacerlo presente con temas como "Eres", lo que arrancó el grito y el aplauso del respetable.

"Gracias por estar aquí, en un día tan especial como el Día Internacional de la Mujer y por ello quiero cantar una canción, que ustedes no la conocen, pero que hoy se las presento, se llama Quién eres tú y se la escribí a la menor de mis hijas que no quiso irse a estudiar a Canadá con sus hermanas".

"Pero cinco meses después se decidió y se fue, pero regresó para casarse y el tema lo escribí para él pensando en ella y estoy seguro que les gustará porque me entienden como padre".

El miembro de la Sociedad de Autores y Compositores de México recibió el aplauso para agradecer una vez que hayan casi llenado el Coloso del Paseo de la Reforma "Voy a cantar un nuevo tema, que estrene en el programa Sabadazo y se llama Mujer".

Los minutos pasaron y la aventura musical al pasado hizo que la gente no dejara de gritarle palabras amables al ex torero, quien no dejó de agradecer el gesto, al interpretar más de 20 de sus temas, entre éxitos y melodías desconocidas y poco promocionadas.

"Somos lo que somos", "Celos", "De vez en vez", "Tú y ella", "Sin tu amor", "Hijo mío", "Después de tanto" y "Cuando todo lo tuve", fueron los temas que marcaron la mitad del recital, que le devolvió energías al cantante, para continuar no sólo cantando, sino también para prometer un regreso con más temas inéditos.

Además, interpretó las canciones que José José "el Príncipe de la canción" alguna vez llevó al éxito como "Para qué", "Aún estoy de pie", "Tu mi primera vez" y "Lo que no fue no será", estas dos últimas cantadas a dueto con Carlos Cuevas, su invitado especial.

Napoleón recordó sus inicios en la composición y la interpretación al traer su primer tema comercial "Grillo" y ligarse a "Corazón bandido", "Amapola" y "Melancolía", estas dos dedicadas su madre de 97 años, a la cual le brindó su pensamiento al celebrar que aún la tiene en vida.

El final era inminente y Napoleón no dejó de agradecer el apoyo de sus más fieles seguidores y amantes de sus canciones, pese a que muchas de ellas no fueron éxito en su voz.

"30 Años", "Te amará", "Ella se llamaba Martha" y "Vive", fueron las que elevaron el ánimo de la gente para no dejarlo ir, hasta que no cantara la última de esta tanda, la cual consideró el estandarte con el que ha sido inmortalizado en la música mexicana.

Notimex