EFE
5 de mayo de 2013 / 03:15 p.m.

Londrés • El vicepresidente del Parlamento británico, Nigel Evans, detenido el sábado por presunta violación y agresión sexual contra dos hombres, calificó hoy esas acusaciones de "completamente falsas" y mostró su "incredulidad" por las denuncias.

En una comparecencia ante la prensa, el político conservador leyó un breve comunicado en el que reveló que los denunciantes son dos personas que conoce y a las que "hasta ayer consideraba amigos".

"No entiendo por qué se han presentado estas denuncias", afirmó Evans, que ayer fue interrogado por la Policía y posteriormente puesto en libertad bajo fianza.

El diputado señaló que una de las acusaciones se remonta a "hace cuatro años" e indicó que con uno de los de denunciantes se vio en un entorno social la semana pasada.

"Tengo una sensación de incredulidad ante estos acontecimientos", afirmó.

Evans, de 55 años, fue detenido el sábado bajo sospecha de haber violado a un hombre y de haber agredido sexualmente a otro entre julio de 2009 y marzo de 2013 en la localidad de Pendleton, en el condado inglés de Lancashire.

La Policía del condado confirmó anoche que "un hombre de 55 años de Pendleton detenido bajo sospecha de violación y agresión sexual ha sido puesto en libertad bajo fianza hasta el 19 de junio", mientras continúan las investigaciones.

El sospechoso fue interrogado durante varias horas en relación con los cargos, supuestamente cometidos contra hombres de unos 20 años.

El primer ministro británico, David Cameron, también del Partido Conservador, fue informado del arresto, que ha causado gran conmoción entre la clase política.

Evans, de origen galés, es diputado por la circunscripción de Lancashire desde 1992, y desde junio de 2010 era uno de los tres vicepresidentes de la Cámara de los Comunes.

Tras su nombramiento ese año, confesó a un periódico dominical que era homosexual y dijo que estaba "cansado de vivir una mentira".

Aunque el puesto de vicepresidente parlamentario (deputy speaker) no tiene mucho perfil público, Evans era muy conocido y respetado por sus colegas de los Comunes.

De 1999 a 2001, fue vicepresidente del Partido Conservador británico, tras lo que fue nombrado portavoz de la cartera para Gales cuando Iain Duncan Smith asumió el liderazgo de la formación, un cargo que ocupó durante dos años.