18 de abril de 2013 / 07:38 p.m.

 La estudiante china muerta en las explosiones de Boston creció en una familia de intelectuales en una ciudad industrial del nordeste de China y se graduó en una escuela secundaria altamente competitiva que suele enviar estudiantes al exterior.

En Boston, donde Lu Lingzi, de 23 años, se matriculó para estudiar estadísticas, compañeros y profesores la recordaron como una estudiante excepcional y una personalidad exuberante que se deleitaba con los brotes de las flores primaverales y las delicias culinarias.

""La palabra burbujeante la describe muy bien"", comentó Tasso Kaper, director del departamento de matemáticas y estadísticas en la Universidad de Boston. Agregó que Lu estaba ""muy interesada"" en las flores. ""La primavera es un momento del año muy importante para ella"".

En la ciudad china de Shenyang —donde los residentes todavía soportan un frío intenso y fuertes vientos— la familia de Lu vive en un departamento en una academia del Partido Comunista donde su abuelo era profesor, dijeron los vecinos.

Una mujer que dijo ser la casera en el departamento informó que los padres de Lu —que se cree viajaban a Estados Unidos— ya se habían ido.

Lu asistió a una escuela primaria cercana antes de entrar en una academia experimental selectiva pública, Yucai, donde estudió desde el séptimo hasta el duodécimo grado. Unos 100 de los 600 graduados viajan anualmente a estudiar a otros países como Australia, Singapur, Japón, Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, y el resto usualmente va a las mejores universidades, a menudo en la capital china. La prensa local dijo que Lu tuvo el segundo promedio más alto de su clase, lo que le permitió ir al Instituto de Tecnología de Beijing.

""Es una pena. Era una estudiante excelente y tuvo la oportunidad de estudiar en el exterior"", se lamentó Zhang Zhuang, residente en Shenyang. ""Todo esto es tan triste. Sus padres deben estar desconsolados"".

Al conocerse la noticia de su muerte en China, los seguidores de su microblog en idioma chino se decuplicaron con creces el jueves hasta llegar a los cinco mil.

La embajada estadunidense dijo que el embajador Gary Locke habló con la familia de Lu para ofrecerle sus condolencias. El presidente chino Xi Jinping también pidió transmitirle las suyas, dijo la prensa estatal.

— AP