12 de enero de 2013 / 02:51 a.m.

Víctimas y sus defensores pidieron a los magistrados de la Cámara de Amparos que el ex mandatario, de 86 años, sea juzgado por genocidio contra indígenas entre 1982 y 1983.

  Guatemala • Víctimas de la guerra civil en Guatemala (1960-1996) instaron hoy a la Corte Suprema de Justicia a rechazar una petición del ex dictador Efraín Ríos Montt para acogerse a una amnistía que le permita evitar un proceso por genocidio contra indígenas entre 1982 y 1983.

Tanto las víctimas como sus defensores alegaron ante los magistrados de la Cámara de Amparos que el genocidio está exluido de la amnistía que otorga la Ley de Reconciliación Nacional, aprobada en 1996 con el cese del fuego.

"La amnistía no puede tenerla, tomando en consideración que genocidio no es un delito político ni es un delito común conexo" según la ley, dijo a la AFP Héctor Reyes, abogado del Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh).

En la audiencia pública en el Poder Judicial estuvieron presentes un centenar de familiares y víctimas del conflicto armado, que dejó 200 mil muertos y desaparecidos. Sin embargo, Ríos Montt no compareció, y sus abogados informaron que no fue notificado.

Francisco Palomo, defensor del ex dictador, aseguró que una ley de 1986 otorgó amnistía general a todos los guatemaltecos involucrados en la guerra y, aunque fue derogada para dar paso a la de Reconciliación Nacional, ésta no puede "tener efecto retroactivo".

"El general quedó amnistiado desde 1986. Se le otorgó una amnistía por virtud de la ley, donde amnistiaron a todo mundo sin excepción de delitos, simplemente estaban amnistiados todos los guerrilleros y todos los militares", argumentó el abogado.

En 2012, un alto tribunal y una sala de apelaciones rechazaron la solicitud de Ríos Montt, cuya defensa elevó el caso a la Cámara de Amparos de la Corte, que debe resolver en los próximos días. Si la propuesta es denegada, los defensores de Ríos Montt acudirán a la Corte de Constitucionalidad (CC), la máxima instancia judicial de Guatemala.

Paralelo a este proceso, en la CC se encuentran otros recursos para favorecer al ex gobernante de facto. Ríos Montt, de 86 años, es procesado por la masacre de 201 campesinos en 1982 a manos del Ejército en la aldea Dos Erres, en Petén (norte).

Por la matanza, cinco militares retirados recibieron simbólicamente una condena de 6,060 años de cárcel, pues la pena máxima de prisión es de 50 años. El ex dictador, quien desde hace un año está bajo arresto domiciliario -aunque puede moverse por el departamento de Guatemala (centro)-, también enfrenta a la justicia por la matanza de más de 1,700 indígenas en Quiché (norte).

EFE