13 de febrero de 2013 / 02:23 p.m.

Londres.- Un total de 31 víctimas de los supuestos abusos sexuales cometidos por el fallecido presentador de la BBC Jimmy Savile, que siguen bajo investigación policial, han denunciado a sus herederos y a la cadena pública británica.

El abogado Alan Collins, de la firma Pannone, en representación de las víctimas, confirmó hoy que se ha enviado la orden judicial al Tribunal Superior de Londres y que el objetivo es "conseguir una indemnización" de los herederos del presentador y de la BBC.

Esta es la primera medida legal que presentan los afectados por los supuestos abusos desde que estallara el escándalo el año pasado.

El pasado enero, la policía informó de que Savile fue un "depravado sexual" que aprovechó su fama para abusar de cientos de niños y adultos durante décadas.

Según informa el diario "The Guardian", Collins ha indicado que si bien hay 31 denuncias, "estamos hablando con otras víctimas".

La familia del presentador, fallecido en 2011 a los 84 años, aseguró el pasado octubre, cuando saltó el escándalo, encontrarse "confundida" y "apenada" por las víctimas, ante las que se disculpó a la vez que alegó no saber nada del "lado oscuro" de Savile.

Por su parte, la BBC también remitió a las víctimas sus "sinceras disculpas" aunque la cadena llegó a ser acusada de haber encubierto los abusos del presentador al revelarse que el programa informativo "Newsnight" no llegó a emitir, a finales de 2011, un reportaje en el que se demostraba que el presentador había perpetrado abusos.

La indemnización que puede recibir cada denunciante dependería de los informes psiquiátricos que expliquen la forma en la que el abuso ha afectado a su vida, agregó el letrado.

Savile fue un ídolo televisivo entre las pasadas décadas de los años 70 a los 90 y era muy querido por el público, pues hacía trabajos de beneficencia para distintas instituciones.

La naturaleza de las alegaciones realizadas por las víctimas cubre un rango "desde la conducta inapropiada hasta el abuso sexual", según Collins.

EFE