Uriel Reyna
16 de julio de 2016 / 01:10 p.m.

Monterrey.- Patricia Zambrano presentó hoy en el Teatro Versalles con una sola función matutina su conferencia "Moviendo los Límites: Adicción a la Felicidad".

El ejercicio de la licenciatura en educación por más de veinte años le da a Zambrano la credibilidad y preparación para motivar a las personas y ayudarlas a buscar la felicidad en los días comunes, no sólo en los importantes.

"Me casé a los 19 años y tuve un hijo Down, me divorcie cuando tenía 4 hijos y tuve que aprender a trabajar y a ser feliz", mencionó en su conferencia.

Durante una hora y veinte minutos Patricia cuenta su historia de vida, la cual a pesar de haber sido muy difícil, pues sacó a sus hijos adelante sola, pudo volverse adicta a la felicidad y convertir a sus hijos en sus compañeros de viaje y de vida.

"Lo que fue mi mayor dificultad, ahora es mi mayor orgullo" es una de las frases que resalta Zambrano en su conferencia, pues asegura que logró mover sus límites y el de su hijo Luis, de veintiocho años, quien a pesar de tener Síndrome Down, parálisis en el lado izquierdo de su cuerpo y autismo, lo ha llevado a vivir experiencias extremas como rapel, todo gracias a la unión de sus otros hijos, con quienes ha formado un gran equipo y han podido llevar a Luis a su pasión, que es escalar montañas.

"La viga", "La calle", "El paso de los caballeros" y "El pozo de las golondrinas" son algunos de los lugares a donde han podido llegar gracias a la unión de sus hijos y grandes amigos que se han sumado a su aventura.

Con el paso del tiempo, a su grupo de alpinistas llego Pepe, un joven con discapacidad visual al que han guiado a grandes cumbres de montañas.

Es así como Patricia Zambrano logra con su equipo "Sherpa" conquistar diferentes obstáculos de la vida. Ella ha sabido llegar a la felicidad pese a todos los retos a los que junto con su familia se ha enfrentado en estos años.

A través de su historia Zambrano busca que los límites que todos se ponen son fáciles de superar siempre y cuando se tenga la voluntad de querer las cosas