27 de junio de 2013 / 01:27 p.m.

Johannesburgo-Dakar• La vigilia por la salud del líder nacional sudafricano, Nelson Mandela, continuaba ayer mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó a Senegal en su gira por África que incluye la ciudad sudafricana de Pretoria, donde está internado Mandela, aunque la Casa Blanca precisó que Obama no visitará a Madiba en el hospital.

El líder estadunidense llegó anoche a Dakar, la capital de Senegal, en la primera etapa de una gira africana que lo llevará también a Tanzania.

Obama, acompañado de su esposa Michelle y sus dos hijas, Malia y Sasha, fue recibido por su par senegalés Macky Sall y tiene previsto permanecer en Dakar hasta mañana.

En tanto, el presidente sudafricano, Jacob Zuma, visitó ayer a Madiba, apelativo con que se conoce al ex presidente en su país, confirmando que sigue en “estado crítico”, y decidió anular una visita prevista para hoy a Mozambique, anunció la presidencia.

Mandela recibe respiración asistida y cada tres horas debe ser sometido a diálisis por un fallo renal, informaron los familiares del líder sudafricano, de 94 años.

Los médicos pidieron a familiares tomar una decisión sobre la posibilidad de desconectarlo de los aparatos que lo mantienen con vida, informó el diario local The Citizen con base a declaraciones de familiares.

La posibilidad de que el premio Nobel de la Paz 1993 pueda morir en breve, empañó los preparativos para la visita a Sudáfrica del presidente estadunidense, que llegará mañana a Johannesburgo.

Diplomáticos estadunidenses temen que el programa de visita de tres días de Obama, minuciosamente planeado, sea muy poco realista ante la eventual defunción de Nelson Mandela, dijeron fuentes diplomáticas.

Según indicaron, si Mandela fallece mañana podría incluso considerarse la posibilidad de cancelar la visita de Obama a Sudáfrica, que estaría en medio del luto nacional. El mandatario estadunidense viajaría en ese caso a Sudáfrica para los funerales de Mandela, probablemente cinco o seis días después de su muerte.

El estado de salud de Nelson Mandela empeoró durante el fin de semana. El pasado 8 de junio fue ingresado de urgencia tras una recaída de la infección pulmonar que sufre desde hace dos años y medio, consecuencia de sus 25 años de prisión bajo el apartheid.

El muro externo del hospital Mediclinic Heart Hospital de Pretoria, donde está ingresado Mandela, se ha convertido en un colorido mural de balones, ramos de flores y numerosas tarjetas pintadas a mano con buenos deseos para el líder sudafricano.

Según la prensa, una delegación de ancianos de Qunu, la aldea natal de Mandela, viajará a Pretoria para visitar a Madiba en el hospital.

Mientras, Obama tiene previsto reunirse hoy en Dakar con el presidente Sall. También visitará la isla Goree, donde durante siglos decenas de miles de africanos fueron llevados a EU como esclavos.

ClavesNueva embajadora

La hija de Nelson Mandela, Zenani Dlamini, presentó ayer al canciller de Paraguay, José Félix Fernández, cartas credenciales como embajadora concurrente de su país ante Asunción, expresó un comunicado oficial.

La representante sudafricana presentó copias de sus cartas credenciales y el encuentro “fue propicio para que el ministro de Relaciones Exteriores exprese la solidaridad y acompañamiento a la familia de la señora embajadora”.

La ocasión dio lugar a un diálogo sobre el relanzamiento de las relaciones entre ambos países, así como también para desarrollar programas de cooperación de beneficio mutuo.

AGENCIAS