ap
6 de August de 2016 / 06:00 AM

LOS ÁNGELES.- Escuadrón Suicida iba a ser sólo un acompañante estrafalario para Batman v Superman: El Origen de la Justicia, de Warner Bros./DC, y el lanzamiento de una serie de 10 películas que competiría con aquella construida por Disney y Marvel.

Pero entonces Batman v Superman no logró impresionar a los críticos, que la consideraron demasiado seria y demasiado oscura, y tampoco tuvo el mayor de los éxitos en la taquilla.

Aunque recaudó más de 872 millones de dólares a nivel global, en un mundo en el que Los Vengadores facturó mil 500 millones de dólares no era descabellado pensar que Batman y Superman juntos pudieran hacer algo parecido.

Escuadrón Suicida, ya en cartelera, tiene una presión tremenda por cumplir la promesa de la franquicia cinematográfica de DC, que tiene planeadas cintas de Batman, La Mujer Maravilla, The Flash y Aquaman y su súper equipo, la Liga de la Justicia.

El director David Ayer inicialmente pensó que estaba haciendo una "peliculita simpática" con un montón de supervillanos de segunda favoritos de los seguidores de culto, pero resultó ser una de las cintas más esperadas del verano.

"Se ha convertido en una especie de fenómeno", dijo Ayer. "Adquirió vida propia".

Escuadrón Suicida | Warner Bros.

Ayer se hizo un nombre con películas como el crudo drama policial End of Watch y la cinta de la Segunda Guerra Mundial Fury, y quería asegurarse que era viable en el género más popular de la industria también. Además, le gustaba la idea de hacer una película de superhéroes sobre los tipos malos.

"Los buenos son aburridos", dijo Ayer. "Hacen lo correcto todo el tiempo. Pero los malos, uno nunca sabe lo que van a hacer".

Así que junto a un grupo de actores experimentados comenzó a hacer una de sus películas, con categoría PG-13 (no apta para menores de 13 años) en lugar de R (17 años para arriba), para narrar el origen de cómo algunos de los meta-humanos más peligrosos terminaron trabajando para el gobierno estadounidense.

Will Smith aceptó interpretar al tirador de primera Deadshot. Jared Leto, quien acababa de ganar su Oscar por "Dallas Buyers Club", asumió el papel del Guasón (Joker). Viola Davis se unió como la sombría funcionaria del gobierno Amanda Waller. Y la estrella en ascenso Margot Robbie acordó hacer de la novia psicótica del Guasón, Harley Quinn, quien se convirtió en una favorita de los fans luego que el estudio mostró un avance de la cinta en la Comic-Con.

También es uno de los elencos de superhéroes más diversos que se hayan visto, con Jay Hernández como Diablo, Karen Fukuhara como Katana y Adewale Akinnuoye-Agbaje como Killer Croc.

Davis dijo que todo eso fue gracias a Ayer, quien cuando era adolescente vivió en el sur del centro de Los Ángeles.

"Su grupo de amigos, su familia, todo lo relacionado con su mundo es diverso porque simplemente lo es. No es algo que haya orquestado; no es algo en lo que tuvo que pensar", dijo Davis. "Su trabajo es tan solo una extensión de eso".

Fue en general un rodaje típico, excepto por algunas payasadas de Leto.

Ayer no tenía idea en ese momento que todos los ojos estarían sobre el filme para esencialmente demostrar el valor del gran salto de Warner Bros. al mundo de los universos extendidos de los libros de historietas, con Marvel y Disney actualmente a la cabeza con sus películas de Vengadores y otras como Iron Man, Tho y Capitán America. Qué diablos, el gigante de Disney y Marvel hizo incluso de Ant-Man y Los Guardianes de la Galaxia nombres establecidos.

Escuardón Suicida estaba apenas repitiendo algunas tomas cuando Batman v Superman se estrenó. Los rumores comenzaron a volar: ¿Estarían repitiendo escenas para agregar chistes? ¿Estaba DC corrigiéndose tan temprano?

Ayer y otros involucrados con el filme dijeron que ninguno de los rumores era cierto.

"Se trató más de: 'Epa, vamos a asegurarnos de que esto funciona'", dijo. Tuvieron la oportunidad de aclarar algunos elementos de la historia y agregar algo más de acción.

Como cualquier otra película de alto perfil antecedida por una gran expectativa, sus prospectos no se conocerán hasta que los críticos y el público la vean. Las primeras reseñas fueron en su mayoría negativas.

"(Es como) ver la película de superhéroes tocar fondo, hundirse en la podredumbre moral y la grandilocuencia vacía", escribió el reportero de AP Jake Coyle.

Muchos criticaron su alocado desorden, y algunos incluso dijeron que les gustó menos que Batman v Superman.

Pero el efecto de las críticas negativas, especialmente con grandes producciones tontas, es difícil de anticipar.

La nueva Fantastic Four fracasó tras haber recibido malas críticas, pero otras han prosperado. Y aunque huela igual que Batman v Superman, esta "pequeña película" de 175 millones de dólares está en camino a tener uno de los mejores estrenos del año con una posible recaudación de 140 millones de dólares este fin de semana.