7 de junio de 2013 / 02:51 p.m.

Washington• La Casa Blanca afirmó ayer que somete a un “régimen legal sólido” los registros telefónicos que hacen sus agencias de inteligencia para asegurar que son constitucionales, y que el gobierno se esfuerza en respetar las libertades civiles.

Josh Earnest, portavoz de la presidencia estadunidense, reaccionó así a la información publicada por el periódico británico The Guardian, según la cual la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) recoge a diario registros de llamadas de millones de clientes de la operadora de telefonía Verizon, en virtud de una orden judicial secreta.

“La comunidad de inteligencia está llevando a cabo actividades de inteligencia de acuerdo con estatutos públicos con el conocimiento y la supervisión del Congreso”, aseguró Earnest a los periodistas durante un viaje con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El vocero afirmó que hay un “régimen legal sólido” que revisa los poderes que la ley antiterrorista de 2001, conocida como “Patriot Act”, concedió al gobierno estadunidense, “para asegurarse de que cumplen con la Constitución”.

“Este estricto régimen refleja el deseo del presidente de llegar al equilibrio correcto entre proteger nuestra seguridad nacional y proteger los derechos constitucionales y las libertades civiles”, indicó.

Earnest aseveró que Obama “da la bienvenida al debate sobre el término medio entre la seguridad y las libertades civiles”, pero subrayó que su “máxima prioridad” es el primero de esos valores.

“Debemos asegurarnos que tenemos las herramientas que necesitamos para enfrentar el reto que presentan los terroristas”, señaló.

The Guardian citó una orden judicial “altamente secreta” emitida en abril, de la cual indicó haber obtenido una copia, la que reprodujo online.

“El documento muestra por primera vez que bajo el gobierno de Obama se recogen indiscriminadamente y en grandes cantidades los registros de comunicaciones de millones de ciudadanos estadunidenses, independientemente de que sean o no sospechosos”, señaló el diario.

Un alto funcionario de la Casa Blanca indicó ayer que el tipo de información que se describe en la publicación británica es una “herramienta clave” para la protección de EU ante amenazas terroristas.

Ello “permite al personal de contraterrorismo descubrir si terroristas conocidos o sospechosos han estado en contacto con otras personas que pueden estar involucradas en actividades terroristas, particularmente personas que se encuentran dentro de EU”, señaló.

De acuerdo con The Guardian, la orden requiere la entrega de los números telefónicos de ambas partes de la comunicación, localización y duración de la llamada, hora e identificación. No se requieren los contenidos de la conversación.

La Foreign Intelligence Surveillance Court (FISA) otorgó la orden al FBI el 25 de abril por un periodo de tres meses que culmina el 19 de julio, agregó el diario.

Sin confirmar el artículo del Guardian, el director jurídico de Verizon se limitó a subrayar en un comunicado que la empresa está legalmente obligada a obedecer tal orden, y que no está autorizada a divulgar su existencia.

Verizon, junto a AT&T, Sprint y T-Mobile, son los mayores operadores telefónicos en EU, donde 87 por ciento de la población dispone de un teléfono celular.

Claves“Somos Manning”

Varios actores y directores de Hollywood participan en un video difundido en YouTube para expresar su apoyo a Bradley Manning, el soldado acusado de proporcionar secretos militares a WikiLeaks.

Distintas figuras como el cineasta Oliver Stone, los actores Russell Brand, Peter Sarsgaard y Maggie Gyllenhaal se presentan en el video con cartulinas con el lema “Todos somos Bradley Manning”.

La campaña busca recaudar firmas para que Manning, quien enfrenta un juicio militar por filtrar 700 mil documentos clasificados al australiano Julian Assange, reciba el Premio Nobel de la Paz.

AGENCIAS