EFE
4 de junio de 2013 / 04:46 p.m.

 

 

El presidente de China, Xi Jinping, abandonó hoy Costa Rica y partió rumbo a México tras una visita de dos días durante la cual se firmaron acuerdos por valor de 1.411 millones de dólares en materias como el comercio, infraestructura, educación y energía.

 

 

Xi, quien continúa así una gira americana que incluyó Trinidad y Tobago, dijo el lunes tras reunirse con su homóloga costarricense, Laura Chinchilla, que las relaciones bilaterales, iniciadas el 1 de junio de 2007, han dado otro paso firme hacia su consolidación.

 

 

"Las relaciones entre China y Costa Rica se basan en el respeto mutuo, la igualdad y los beneficios compartidos. Nuestras relaciones pueden ser un ejemplo de cómo cooperar entre países de diferentes tamaños y condiciones distintas", afirmó el dirigente chino.

 

 

Entre los principales acuerdos que dejó a Costa Rica la visita de Xi fue una garantía de financiación, mediante un préstamo del China Development Bank, por 900 millones de dólares para la construcción de una refinería conjunta de petróleo en la provincia de Limón, en el Caribe costarricense.

Además, un crédito blando de 397 millones de dólares por parte del mismo banco de para la construcción de una carretera.

 

 

En el tema ambiental, el Eximbank de China aprobó un empréstito por 100 millones de dólares para la creación de una línea de crédito en el estatal Banco de Costa Rica, mediante la cual se pretende que 12.000 taxis y 4.000 autobuses sean cambiados por vehículos que utilicen tecnologías limpias.

 

 

En cuanto al comercio, se formalizaron los protocolos sanitarios para que el país centroamericano pueda exportar al gigante asiático carne de cerdo, cuero y madera, en el marco del tratado de libre comercio (TLC) vigente entre ambas naciones.

 

 

Otros 16,2 millones de dólares son parte de una donación de China para la construcción de una Escuela Nacional de Policía.

 

 

Costa Rica es el único país ce Centroamérica que tiene relaciones diplomáticas con Pekín, después de que en 2007 rompiera sus lazos con Taiwán.