AGENCIAS
9 de junio de 2013 / 04:09 p.m.

Rancho Mirage, California • El presidente estadunidense, Barack Obama, y su par chino, Xi Jinping, concluyeron ayer su primera cumbre al lograr un entendimiento sobre cómo abordar el programa nuclear de Corea del Norte, la ciberseguridad y el cambio climático.

Ambos mandatarios compartieron un total de ocho horas desde la noche del viernes al mediodía de ayer, que incluyeron una reunión bilateral, una cena de trabajo y un paseo alrededor de la lujosa propiedad Sunnylands de Rancho Mirage, a 160 km al este de Los Ángeles (California).

"Las discusiones fueron positivas y constructivas, abarcaron muchos aspectos y resultaron muy exitosas en relación con los objetivos que nos propusimos", comentó el asesor de Seguridad Nacional de Obama, Tom Donilon, en conferencia de prensa.

Según explicó Donilon, Obama y Xi alinearon sus visiones sobre el tema norcoreano y recordaron que Pekín manifestó hace poco su desaprobación a las pruebas balísticas y nucleares que Pyongyang llevó a cabo hace unos meses, así como su retórica bélica, lo que provocó una escalada de tensión en la región.

La prevención de los robos de propiedad intelectual, vía internet, era una prioridad en la agenda que llevaba EU a esta reunión. "Hubo una discusión detallada sobre esto", confirmó Donilon, que aseguró que Obama subrayó que "este asunto es clave para el futuro de las relaciones económicas" de ambos países.

Según Donilon, China se comprometió a tomar medidas y a establecer un diálogo bilateral sobre las reglas que son aceptables en el "mundo cibernético".

Washington denuncia desde hace meses masivos ataques informáticos lanzados desde territorio chino destinados a robar datos gubernamentales, propiedad intelectual y secretos de las industrias.

Justo después de que Xi hubiera abandonado junto a su esposa, Peng Liyuang, Sunnylands, la Casa Blanca anunció un nuevo esfuerzo conjunto entre ambas potencias para combatir el cambio climático, en especial para reducir la producción de hidrofluorocarbonos (HFC), poderosos gases generadores de efecto invernadero presentes en refrigeradores y aparatos de aire acondicionado.

"Una limitación global de los HFC podría potencialmente reducir en 90 gigatoneladas las emisiones en equivalente CO2 de aquí a 2050, el equivalente a dos años de emisión de todos los gases con efecto invernadero", señaló la Casa Blanca.

Sobre la cumbre planeó un tema incómodo y de difícil respuesta para ambos mandatarios: si el ascenso de China en el mundo conducirá a un enfrentamiento entre Pekín y Washington.

Xi señaló tras la cumbre que "el vasto océano Pacífico tiene suficiente espacio para dos grandes países como Estados Unidos y China".

Durante esta cumbre informal, celebrada pocos meses después de que Xi tomara el poder, China y EU abogaron por un "nuevo modelo" para "forjar el futuro" de las relaciones bilaterales.

Obama, que aseguró que las buenas relaciones entre ambos países son importantes "para el mundo", dijo que espera un "nuevo modelo de cooperación con Pekín", una propuesta que Xi retomó en su declaración como "un nuevo modelo de relación entre países grandes".

"Nos hemos reunido hoy aquí para trazar el futuro de las relaciones entre China y EU y dibujar un borrador de esta relación", manifestó Xi, quien invitó a Obama a su país para celebrar una segunda cumbre informal, similar a la de California, aunque no precisó una fecha concreta.

Claves

Pyongyang y Seúl

- Corea del Norte y Corea del Sur comenzaron hoy, en el lado sur de la fronteriza "Aldea de la Tregua" de Panmunjom, su primer encuentro oficial en más de dos años.

- El encuentro, al que asistieron tres representantes de cada nación asiática, tiene como objetivo preparar una reunión ministerial de los países para el próximo miércoles.

- El viernes, las Coreas reanudaron sus contactos telefónicos a través de la línea de enlace de la Cruz Roja, luego que tras elevarse la tensión entre ambos gobiernos ésta fue cerrada en marzo pasado, cortándose las comunicaciones bilaterales.