21 de octubre de 2013 / 11:35 p.m.

Washingotn.- El presidente estadunidense, Barack Obama, telefoneó su homólogo francés, François Hollande, para tratar las "legítimas cuestiones" planteadas por Francia sobre los programas de espionaje de EU, informó en un comunicado la Casa Blanca.

Según la nota, ambos mandatarios hablaron sobre las recientes revelaciones, publicadas por el diario Le Monde, acerca del exhaustivo espionaje realizado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) hacia las comunicaciones originadas en Francia.

El comunicado indica que "algunas" de estas informaciones "distorsionan nuestras actividades", mientras que reconoce que otras "plantean legítimas cuestiones para nuestros amigos y aliados sobre cómo se despliegan estas capacidades".

Según documentos de la NSA publicados por el diario francés, y suministrados por el ex contratista Edward Snowden, Estados Unidos interceptó 70.3 millones de comunicaciones emitidas desde Francia durante 30 días entre finales de 2012 y comienzos de 2013.

Obama aseguró personalmente a Hollande que "Estados Unidos empezó a revisar la manera en la que se recopila información de inteligencia, de modo que se equilibren las legítimas preocupaciones de seguridad de nuestros ciudadanos y nuestros aliados con las de privacidad compartidas por todos".

"Los dos presidentes acordaron que se debe continuar tratando el asunto en adelante por canales diplomáticos", indica el comunicado emitido por la Casa Blanca.

"Estados Unidos y Francia son aliados y amigos y comparten una cercana relación de trabajo en un gran rango de asuntos, incluida la seguridad y la inteligencia", indicó la Casa Blanca.

Previamente, la portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, reiteró en un comunicado que la "captación de información de inteligencia por parte de EU es del mismo tipo que la realizada por todos los países".

El secretario de Estado de EU, John Kerry, hablará mañana de manera "privada" con su homólogo francés, Laurent Fabius, sobre las preocupaciones mostradas por Francia acerca de las revelaciones de espionaje por parte de Estados Unidos, que supuestamente afectaron también a aliados internacionales como México y Alemania.

EFE