MILENIO DIGITAL
5 de junio de 2018 / 09:26 a.m.

MÉXICO.- Ante el clima de inseguridad que prevalece en el país, el Instituto Nacional Electoral (INE) descartó la posibilidad de que exista una desbandada de candidatos a los distintos cargos de elección popular, coincidieron consejeros.

No obstante, el consejero Benito Nacif externó su preocupación de que la violencia pueda impactar directamente en las elecciones al desalentar a los ciudadanos para ejercer su voto el 1 de julio o que se generen incidentes que afecten algunos procesos.

“Nos preocupa la violencia y la forma en que impacta a las elecciones por múltiples razones: puede desalentar la participación de la ciudadanía, porque puede provocar incidentes de forma aislada que afecten el proceso”, dijo.

Nacif señaló que si bien el INE carece de facultades en materia de seguridad, permanecerán atentos en caso de que sea necesaria su intervención para solicitar la ayuda a las autoridades y brinden la protección que se requiere en las áreas donde pueda haber mayor incidencia de actos violentos.

Por el contrario, el consejero Marco Antonio Baños, aseguró que históricamente los hechos violentos han motivado la participación ciudadana, por lo que aspiran a llegar a 70 por ciento de participación.

Consideró que frente a los asesinatos que superan ya las 100 personas entre candidatos y actores políticos, la ciudadanía siempre apuestan por una vía civilizada de participación, además hasta ahora no se ha visto una desbandada de candidatos. “Es un escenario posible, pero no se ha dado hasta el momento, cuando hay algún asesinato los candidatos han sido sustituidos, pero aspiro a que eso no se traduzca en renuncias masivas”, dijo.

Pese a ello, el consejero Baños rechazó que este sea el proceso más violento de la historia, ya que si bien los hechos que se han presentado son reprobables y lamentables, los incidentes se mantienen focalizados.

Informó que en la recta final de las campañas, el INE ha recibido 32 solicitudes, principalmente de candidatos a diputados y senadores; de los cuales dos se recibieron en la última semana.

El consejero Jaime Rivera consideró que estos actos no han sido vinculados directamente por el proceso electoral, sino que son producto de la violencia. Señaló que a diferencia de otros, el proceso marcha bien, especialmente en la integración de las mesas directivas de casilla, donde se han tenido mejores cuentas en cuanto notificación y aceptación que en procesos pasados. “Ocupación y preocupación la hay porque todo trabajo de esta índole la requiere, pero hay hechos que son más alentadores de lo que esperabamos”, dijo.


mmr