MILENIO DIGITAL
13 de abril de 2018 / 08:02 p.m.

TLALNEPANTLA.- Esta será la última elección en México que estará bajo sospecha de fraude, después se va a garantizar la democracia y en este país nadie va a comprar votos y en 2024 va a quedar establecida la verdadera democracia, afirmó el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.

En un mitin de campaña realizado en la explanada municipal, respondió que es preferible el pasado "a este horror que se vive ahora. Queremos que en México haya democracia como lo quería en el pasado Francisco I. Madero".

Acompañado de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller y de los candidatos a diputados y senadores, mencionó que trae la preocupación de no fallar y no traicionar al pueblo, pero luego dijo que con la eliminación de los privilegios, el presupuesto va a alcanzar para cumplir con todos los compromisos.

El candidato presidencial consideró que "vamos a apretarnos el cinturón en el gobierno, ya no va a ser el pueblo el que se va a apretar el cinturón, ahora le toca apretarse el cinturón al gobierno, para que el pueblo reciba lo que con justicia le corresponde".

En este sentido añadió que "no va a ser más de lo mismo", por lo que sus adversarios comentan que representa el pasado, sin embargo aseguró que desarrollará un modelo económico benéfico para el país, que favorezca el desarrollo nacional y alcance un crecimiento económico de al menos cuatro por ciento anual, "como en el pasado".

"Vamos a que ahora haya crecimiento de la economía como en el pasado. Tasas de crecimiento de cuando menos cuatro por ciento anuales; el doble del periodo neoliberal, ese es nuestro compromiso", dijo.

Invitó a Vicente Fox a agarrar su matraca para hacer campaña a Meade, aunque después se le acabará su pensión: "no es venganza, es justicia, no tengo enemigos, tengo adversarios".


dat