Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Andy Ruiz cumple año de cuando se convirtió en campeón de los pesos completos

El mexicano estadounidense sorprendió a Anthony Joshua y duró seis meses campeón.

Andy Ruiz no estaba destinado a disputar un título del mundo, pero un mensaje por Instagram al promotor del campeón inglés Anthony Joshua cambió su vida para siempre.

El peleador que es hijo de padres mexicanos, entró la noche del primero de junio de 2019 al Madison Square Garden como el rival de reemplazo del monarca que buscaba su entrada triunfal en América y no sólo fue noqueado en siete rounds, también cedió a Ruiz las coronas de la Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo y Organización Mundial de Boxeo en una hazaña que dejó marcada a la división de la máxima categoría.

“Tuve una oporturtunidad en el pasado (ante Joseph Parjer) y no iba a dejar ir esta también. Todo lo que tuve que hacer para ganar esa pelea lo hice. En mi mente sabía que estaba preparado para ese reto. Desde antes de tener la oportunidad decía que el estill de Joshua era algo que se iba a adecuar a mi estilo para convertime en campeón”, declaró el cachanilla, que en su pasado como amateur formó parte del equipo mexicano en el Comité Olímpico.

Desde el comienzo de la contienda y con un estilo de presión, Andy Ruiz arrancó la contienda a un ritmo que Joshua no esperaba, pero una caída en el tercer round imprimó la fuerza necesaria en el mexicano para levantarse con mayor impulso.

“Le estaba haciendo el panorama conmplicado, para mi siento que fue un golpe de suerte de él, pues sé lo que hice mal en ese momento. En el tercer round bajé el ritmo. Fue solo un golpe, fue como un parpadeo y ya estaba en la lona, pero me levanté y aun tenía las ganas y ese fuego”, recordó Ruiz, quien esa noche salió de Nueva York con una foja de 33 victorias, 22 nocauts, y una sola derrota.

El cierre de esa contienda se recordará por muchos años, pues Joshua, un peleador de estructura sólida se tambaleaba por todo el ring a merced de un peleador que no tiene el prototipo de campeón del mundo, bajo de estatura y de complección gruesa, Ruiz con su estilo de presión logró mantener a su merced al inglés que no podía neutralizar el ataque. Y a unos segundos de haber mandado a la lona a Ruiz en el round tres, el cayó en dos ocasiones.

Desorientado y sin saber cómo presionar, Joshua volteaba para todos lados como preguntando qué es lo que había pasado. Las acciones pararon en el round 7, después de dos caídas más de Joshua que obligaron al referi a parar las acciones.

“Será el día más feliz de mi vida. Con ese triunfo viene una gran responsabilidad”, había declarado Ruiz tras la contienda que lo puso en el mapa internacional.

Con la revancha inmediata firmada, Ruiz se mantuvo como monarca durante seis meses, para después perder las coronas en Diriyah ante un Anthony Joshua más armado y mucho más técnico. Esa noche en Arabia Saudita, Andy Ruiz no fue el mismo peleador que conquistó los títulos.

Tras el fracaso, pues se dio a conocer que no tuvo disciplina durante la preparación, Ruiz se separó de su entrenador Manny Robles y recientemente se sumó al equipo de Eddy Reynoso, el entrenador de Canelo Álvarez.