Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Pronóstico en video

Lo bueno y lo malo de Rayados en el Clausura 2018

En el balance del torneo recién terminado hay jugadores albiazules con un rendimiento aceptable y otros que no cumplieron las expectativas.

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

Viviendo el final de temporada es muy claro que no podemos hacer nada para regresar a arreglar un partido que se jugó mal, tampoco podemos comenzar a señalar errores de alguna forma en específico donde se falló en tal o cual aspecto puntual.

En este texto comentaré lostres jugadores de Rayados que tuvieron una temporada bastante decente pese a que hayan quedado eliminados tan temprano y también los tres que causaron mayor decepción. Para este listado se considera la temporada completa, no solo los juegos de liguilla o partidos específicos.

Los destacados

Alfonso González: A principio de temporada le di una definición a este jugador como un refuerzo para el 'Turco', alguien que estaba en la banca y solo salía a jugar continuamente en la Copa MX, resultó ser uno de los jugadores más influyentes del equipo haciendo goles, teniendo creación de oportunidades de gol. Hizo seis anotaciones en la temporada regular, fue el mexicano que más anotaciones tuvo en el torneo.

Jesús Molina: La temporada anterior perdió la titularidad, pero en este semestre no lo permitió en gran parte porque es un semestre mundialista y él obviamente quiere estar ahí. Regresó al mediocampo para ordenar el juego desde allí, e incluso también jugó como central para formar una línea de 5. Fue de los jugadores de confianza para Antonio Mohamed.

Nicolás Sánchez: En lo futbolístico cumplió en lo que debe: le dio cierta seguridad a su equipo, fue bueno en la parte del juego aéreo, entendía la forma de atacar a los rivales, es decir: una correcta lectura de juego. Pero además tuvo algo que al equipo le hacía mucha falta, no futbolístico, algo quizá más importante: categoría dentro de la cancha, liderazgo y valentía para enfrentarse a las situaciones difíciles del club, estrictamente lo de los penales.

Los decepcionantes

Avilés Hurtado: Para dos de los tres casos que mencionaré tengo que hacer referencia al torneo anterior, porque crearon una expectativa alta. Hurtado fue el goleador del equipo, tuvo una influencia en la mayoría de los ataques que estaban basados en contragolpes. Pero en este torneo se le vio desconectado, fue más empuje que fútbol.

Hugo González:
 Incorrectamente la directiva dejó entrever su salida del equipo al decir que iban a analizar su continuidad, esto no es lo mejor para mandar un mensaje. Sin embargo, tienen razón. Hugo ha decepcionado, fue comprobado como una de las mejores promesas en el arco del fútbol mexicano cuando dejaron ir a Orozco, le ganó el puesto a Domínguez por nacionalidad, no necesariamente por calidad. Este torneo no apareció cuando el equipo más lo necesitaba.

Jonathan González: se convirtió en automático en una de las promesas más emocionantes del fútbol mexicano. La segunda temporada siempre es la más difícil y con él no fue la excepción. Perdió la titularidad, el equipo dejó de ser tan intenso y eso le costó a él. Como es una temporada mundialista y se sabía que él sería considerado, se esperaba que tuviera un rendimiento diferencial al resto del compañeros, sin embargo dejó que desear.