Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado

Pronóstico en video

Cinco puntos tácticos que dejó la presentación de Rayados

En el juego ante Santos de Brasil se advirtió una formación 4-2-3-1 que busca el uso de extremos y deja a Rodolfo Pizarro libre en el ataque. 

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

El sábado 7 de julio un total de poco más de 24,000 personas pudieron presenciar el primer partido de Rayados en el Estadio BBVA Bancomer.

El rival no era cualquiera, se trataba de uno de los equipos más importantes y de mayor tradición en Brasil, el Santos que alguna vez tuvo a Pelé y Neymar y que ahora presume a Rodrygo.

Esta fue la primera ocasión en que puede ver de cerca las pretensiones que tendrá Monterrey para el semestre futbolístico que está a punto de iniciar.

Ya había visto varios aspectos ante Houston Dynamo y Cruz Azul, pero ahora tenerlos en casa iba a ser un factor importante de medición y sobretodo ante un rival de categoría que vino a este amistoso con prácticamente todos sus titulares.

Los partidos amistosos tienen la principal intención de dominar una idea antes prevista en los entrenamientos, una idea de juego que se adapta a las características de los jugadores según lo que el entrenador y su cuerpo técnico desean desarrollar. El resultado en estos juegos sirve únicamente para la parte de la confianza del jugador, sobretodo para los que anotan goles, pero valorar los encuentros por cuántos goles se hicieron puede resultar algo engañoso y se perdería el enfoque principal.

Estos son algunos puntos que destaco de la presentación de Rayados frente a Santos el pasado sábado:

* El sistema de arranque es un 4-2-3-1. Con Antonio Mohamed se había usado mucho el 4-3-2-1, para muchos puede que esto no signifique nada, pero realmente la disposición de los jugadores en la cancha resulta fundamental para poder entender las pretensiones del equipo. Un ejemplo que demuestra esto: Rayados con Mohamed usaba mediapuntas, por eso el ?2? detrás del delantero, y con Diego Alonso se usan extremos, por ello el ?3? detrás del delantero.

* Rodolfo Pizarro tiene una libertad ofensiva importante, tiene el libre albedrío de moverse hacia una banda u la otra, entrar al área, ponerse en paralelo al centro delantero, acercarse a los contenciones, tirar, filtrar, hacer él la amplitud del campo. Es un futbolista que tiene soluciones ante problemas de ataque posicional. Lo vi bien entrando al área, me hubiera gustado que encontrase espacios para probar el disparo de afuera del área.

* Celso Ortiz se está convirtiendo en el jugador que no podía ser con Mohamed, en ese entonces tenía que tomar un rol de alta intensidad y ser un recuperador en vez de un controlador de juego, para este partido tuvo de pareja a Jonathan González en el primer tiempo y Jesús Molina en el segund; con ambos se vio bien, pero debo quedarme con la primer parte donde le brinda seguridad para que Jonathan pueda ir a hacer el pressing.

* Como mencioné en el primer punto, este equipo va a utilizar extremos. En este caso se utilizar a Dorlán Pabón y Avilés Hurtado, e incluso la jugada de gol tiene que ver con estas posiciones porque Pabón centra y Hurtado cierra, una jugada habitual para aumentar la presencia en el área en la búsqueda de poner allí la pelota. La gran duda es: ¿qué pasa cuando regresen Gallardo y Urretaviscaya? Esa es su posición natural, habrá que seguir muy de cerca la decisión de Alonso para este tema.

* Hubo momentos donde Santos acorraló a Rayados en su campo con posesiones largas, pero no hacían daño, no molestaron a Barovero. Monterrey defendió bien su portería, defendía con muchos jugadores. El problema es que este no es de los planes de Diego Alonso, se notaba que le molestaba no poder recuperar la pelota. ¿Faltó organización defensiva o intensidad para recuperar el balón? Queda claro que si esto sigue sucediendo, Rayados seguirá siendo un equipo fuerte en transiciones atacando post-recuperación.

Ojalá que para el próximo juego ante Necaxa por la SuperCopaMX ya puedan estar todos los jugadores disponibles, y que haya oportunidad de ver a Luis Madrigal como finalizador con los extremos Urreta - Gallardo o Pabón - Hurtado, o bien alguna combinación entre ellos cuatro.