Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Pronóstico en video

Una advertencia a tiempo

El peor Rayados se enfrentó a un Puebla sotanero pero en ascenso.

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

Las ausencias de Leonel Vangioni y Rogelio Funes Mori en el cuadro titular de Monterrey eran la primera señal de un partido extraño.

Se mencionó que haberlos sacado del once inicial que tuvo que ver con el estado de la cancha, que Mohamed decidió poner otro tipo de jugadores para solventar los problemas que el terreno que recibió una lluvia torrencial podría presentar.

Enrique Meza desde su primer partido con Puebla ante Querétaro hizo notorios algunos cambios en la forma de juego de su equipo, pero ayer ocurrieron dos aspectos clave que, a la larga, neutralizaron a Rayados y potenciaron los ataques del equipo local.

Atacar por izquierda y lanzar al centro

Marrugo ha sido de los jugadores que más toca el balón en el equipo de Puebla, el estilo de Rafael García se basaba mucho en la posesión del balón siempre bien equilibrada. Araujo y Guerrero controlaban por dentro y trataban de descargar a la izquierda donde aparecía el mencionado Marrugo.

Este jugador colombiano de paso por Pachuca, siempre iba a buscar hacia adentro con Amione para luego tratar de combinar con el canadiense Cavallini, ya sea de forma directa o buscar la banda derecha para luego ir hacia el centro. Eso le costó mucho a Rayados.

Menos espacios

Pabon y Avilés funcionan muy bien atacando la espalda de los centrales. Aquí son importantes las subidas de los laterales para abrir la cancha, y estos dos aspectos Puebla los evitó. Eran un equipo muy cercano entre líneas, obligaban a Rayados a tener la pelota y tener que atacar en bloque, hacer algunos embates organizados donde Monterrey no se vio tan bien. Puebla, con Hugo Rodríguez y Zamora, no tenía mayor problema en desactivar y volver a salir jugando.

Displicencia

Seguramente no soy la única persona que vio el nivel individual disminuido con respecto a otros partidos de Rayados; el primer tiempo estuvo muy cargado a la izquierda cuando el mediocampista más incisivo es Carlos Sánchez por derecha, Jonathan González tuvo quizá su peor partido y la dinámica colectiva estuvo por debajo de lo normal. ¿Fue el factor del terreno de juego? ¿No había tanta motivación para jugar?

Sin tragedias

Rayados perdió el invicto, pero sigue siendo líder y continúa como uno de los máximos candidatos al título. No hay que maximizar los errores, Mohamed tiene que tratar de corregir cualquier error que haya detectado y enfrentar en su mejor nivel a Pumas el próximo domingo.





gw