Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Pronóstico en video

Empate con poco futbol, pero con mucho valor

La expulsión temprana de Jesús Molina condicionó el desempeño de Rayados, pero con entrega y gallardía sacaron el resultado.

EDUARDO TORRES | @edutorresr

Pintaba para ser el mejor juego de la jornada y debo ser honesto: no lo fue. Y no por falta de calidad de ambos equipos, sino porque se condicionó a los 30 minutos por la expulsión de Jesús Molina por un pisotón sobre Diego Lainez. A partir de ahí el partido se convirtió en un constante vaivén, ¿quién iba a poder sobrevivir a eso?

Cabe mencionar que fue una alineación diferente según lo que se tenía presupuestado con Carlos Sánchez como titular, Mohamed decidió utilizar a Albertengo en el centro del ataque y el motivo para esto tuvo que ver con tratar de tener a un receptor de trazos largos cerca del área del América, quien estaba utilizando una línea de 5 que no era tan fija, porque Edson entraba a la zona defensiva y salía a la posición de mediocampistas, ese espacio de ida y vuelta es el que tenía que aprovechar Albertengo, algo que Carlos Sánchez no puede hacer.

Con la expulsión, Rayados intentó defender en 4-3-2; aunque lo normal es siempre recurrir al 4-4-1 lo que quiso Mohamed fue no perder el mediocampo central con tres ?volantes? (los 2 González y Hurtado sumándose a ese sector) para tratar de detener a Guido, Edson y Uribe, aunque tenían que dejar libre a uno de ellos para poder hacerle el dos contra uno al joven Diego Lainez, un futbolista que resultó ser un dolor de cabeza gran parte del partido.

Se dieron varias modificaciones: América dejó su línea de 5 totalmente cuando sacó a Edson para que ingresara Renato Ibarra lo que significó otra responsabilidad defensiva importante para Rayados, Ibarra se sumó a Lainez, Ibargüen y Uribe que ya estaban en la cancha, tres futbolistas de desequilibrio y que tienen buen ?último toque?.Al minuto 58, cinco minutos después del ingreso de Ibarra, Mohamed toma la decisión de renunciar a un elemento de ataque para poner a César Montes y así conseguir línea de 5, quedando en un parado táctico 5-3-1 o 5-4-0 en ocasiones donde nadie presionaba al poseedor defensor de América y se encargaban de poblar el mediocampo.

Para sumar piernas frescas con dinámica y velocidad al mediocampo se decidieron los ingresos de Urretaviscaya por Hurtado y Sánchez por Arturo González. Para el final del partido hubo múltiples contragolpes donde se priorizó la velocidad, no el orden ni la ocupación de los espacios. Lamentablemente no pudieron terminar en gol por las malas ejecuciones en el último toque, que era entendible porque tenían que correr mucho, dentro del lapso entre el 80 y el 90, después de estar una hora corriendo con un jugador menos.

Todo lo que Rayados no pudo hacer futbolísticamente lo compensa con gallardía: nunca se rindieron. Hugo González tuvo atajadas importantes; se podría decir que en parte él evitó que Rayados perdiera en el Azteca. La defensa también fue heróica, parecía que se jugaban la vida, Jonathan González tuvo que echarse el mediocampo a la espalda y cumplió y arriba Albertengo peleando cada balón para darle vida ofensiva a un equipo que no se rindió.


gw