Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles

Pronóstico en video

Lo bueno y lo malo de Tigres en el Clausura 2018

En el balance del torneo recién terminado hay jugadores con un rendimiento aceptable y otros que quedaron (mucho) a deber.

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

El Torneo Clausura 2018 se recordará como una de las peores temporadas de Tigres en los últimos años; el balance de la directiva es negativo en todo sentido, no se pudo cumplir ni uno solo de los objetivos que se plantean antes de cada semestre.

Hay jugadores que específicamente en algunos partidos quedaron a deber, sobretodo en el juego de vuelta ante Santos Laguna demostrando un fútbol mezquino, incluso, podría llamarle arrogante.

A continuación opinaré de seis jugadores del plantel felino, tres de los mejores y tres de los que quedaron a deber en este semestre, o al menos los que quedaron a deber con respecto a la expectativa creada con ellos. 

Los tres más eficientes: 

Ismael Sosa: Fue el mejor asistidor del equipo. No cerró bien la temporada, pero en gran parte de ella fue el jugador más importante para Ricardo Ferretti jugando como extremo derecho. Esto tiene mucho valor a comparación de su poca participación del semestre anterior, se convirtió en un jugador muy importante.


André-Pierre Gignac:
Inició bien la temporada, e igual que Sosa cerró debajo de ese nivel. Anotaba siempre de local, resolvía partidos complicados y cerrados. El gran problema de este semestre fue que no apareció en el juego de vuelta de liguilla, pero su temporada regular tuvo un balance positivo, fue el goleador del equipo.

'Chaka' Rodríguez: La lesión lo marcó mucho, se perdió muchos juegos, pero cuando estuvo allí el equipo se veía muy bien. Dominaba la parte de los centros, se 'interiorizaba' para que Sosa pudiera tener libertad de dar asistencias. Inició también muy bien la temporada e igual que Sosa y Gignac dejó de aparecer, él por lesión. Esto habla mucho de lo que fue Tigres en el semestre.


Los que quedaron a deber:

Enner Valencia
: La temporada anterior fue goleador del equipo, hizo un gol de penal en la final, participaba constantemente en contragolpes, en creación de jugadas, a veces era receptor del juego director. Ahora no participó tanto en el juego, falló mucho e incluso se veía con desconfianza.


Jesús Dueñas:
Una parte importante de Tigres es su mediocampo, y siempre debe ser en pareja, con Carioca estaba cómodo y se veía bien durante el semestre pasado, pero ahora dejó mucho que desear en recuperación, pases filtrados e incluso finalización de jugadas. Me atrevo a decir que una parte importante de las deficiencias en el juego, no en los resultados, tuvo que ver con Jesús Dueñas.


Javier Aquino: Tenía que estar en un punto muy alto de su carrera porque se supone que este tiene que ser su mejor mundial, estuvo en 2014 pero no destacó. Lleva tres años en el equipo y este fue su semestre más flojo. Tuvo algunas lesiones que le quitaron actividad, y el equipo sufrió, pero cuando regresó tampoco fue la gran diferencia. No participó en muchos goles, no destacó y se abocó más a ayudar a defender que a enfocarse a atacar. Esto lo limitó mucho.