Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves

Pronóstico en video

Fallas al frente impiden goleada

Tigres venció por la mínima a un Xolos plagado de suplentes. 

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

Las intenciones de juego quedaron bastante claras desde los primeros minutos de juego en el Tigres contra Tijuana.

La primer decisión llamativa fue que Diego Cocca eligió un equipo con varios jugadores que normalmente son suplentes; estaba claro que tienen mucho interés en su próximo partido a jugarse en Nueva York, en la Concachampions, donde tienen una desventaja de dos goles.

Tigres puso lo mejor para este juego, pese a que también tienen un compromiso contra Toronto el próximo martes. Esta situación, sumada al antiestético fútbol del equipo visitante, daba total libertad a que Tigres fuera amo y dueño del partido, o al menos eso parecía.

Lajud tuvo una buena actuación, fue héroe para Tijuana en varias ocasiones tras las constantes llegadas de los Tigres. En el primer tiempo, los felinos tuvieron ocho jugadas de las múltiples incorporaciones posicionales que tuvieron en campo rival. Además, Juninho y Ayala funcionaron como lanzadores para saltar líneas de presión.

Tijuana tuvo algunas llegadas al arco de Nahuel Guzmán, todas en contragolpe tras pérdidas de balón de los futbolistas felinos que los dejaban muy mal parados. Tiros desde afuera del área, centros que nadie remataba. En la primera parte, también fueron ocho finalizaciones por parte de Xolos, esto con apenas 28% de posesión de balón.

En varios momentos del partido se notaba a un Tigres asimétrico: Acosta tenía toda la banda derecha, Sosa iba a ser el doble 9, Vargas se mantenía como mediapunta y en ocasiones quedaba un 5-2-1-2 con Acosta y Aquino como carrileros, sobretodo en el segundo tiempo cuando Tijuana decidió modificar su línea de 5 para jugar con 4 y tratar de ser más agresivos en 4-4-2 desde la presión.

Algo destacado fue el ingreso de Damm que fue la decisión correcta, pero no pudo dar algo productivo. Sosa ya no funcionaba como extremo, se necesitaba mayor profundidad y Jürgen lo intentó. Ferretti no se rindió en la búsqueda de incrementar la ventaja, por ello los otros dos cambios también fueron ofensivos: Valencia y Zelarayán, esa tercia de hombres de banca pudieron aumentar el resultado al final, pero las malas decisiones dejaron el juego 1-0.

A propósito del gol, sucedió de la forma en la cual se había hablado en la previa: por el centro del campo aprovechando a Sosa y Aquino dando amplitud al campo para poder encontrar espacios por dentro, en este caso Gignac se creó el espacio mediante un movimiento fuera - adentro, un regate y un tiro de antología.

Sin lesionados y con ánimo, Tigres se prepara para enfrentar a Toronto tras vencer a Tijuana y colocarse en el cuarto lugar de la tabla general.


gw