Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes

Pronóstico en video

El día que Gignac se transformó en Rafa Sobis

Ante Necaxa, el atacante francés realizó funciones que no se habían cumplido cabalmente desde la salida del brasileño.

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

Uno de los problemas más grandes de Tigres ha sido el enlace entre el mediocampo y los atacantes centrales, solucionar eso no está en evadir la situación, lo que Ferretti tenía que hacer era ocupar la zona, pero ¿quién podría realizar esa función?

Se han utilizado a Zelarayán, incluso a Ismael Sosa y recientemente a Edu Vargas, y con el chileno había parecido suficiente para cubrir esa zona, sin embargo en los últimos partidos fue evidente un declive por dos aspectos: falta de extremos y mala ocupación del espacio.

Rafael Sobis se convirtió en un jugador insustituible, sus números en goles o asistencias algún otro podría cumplirlos, pero el entorno futbolístico favorable que provocaba para el delantero y el apoyo con el extremo izquierdo eran situaciones ausentes desde su partida.

Contra Necaxa, André-Pierre Gignac se convirtió en Rafael Sobis colocándose como un delantero retrasado, una especie de mediapunta que surgía desde el interior izquierdo para convertir el supuesto 4-4-2 inicial a un 4-3-3 en la transición ofensiva.

Esto creaba más líneas de pase que solucionaban los siguientes problemas:

Mediocampo rival angosto: con Luis Pérez e Iturra estaban compactos, aún con el apoyo de Barragán o González para formar un 4-5-1 en fase defensiva. Con Gignac en esa zona, se acercaba para ser línea de pase de Carioca y Javier Aquino.

Ataque por la banda izquierda: Torres Nilo defiende la pérdida, Gignac y Aquino atacan juntos con cualquiera de los 2 teniendo la posibilidad de entrar al área, tal como ocurrió en 2 ocasiones en el francés, una apenas desviada y otra atajada por Barovero.

Hacer al equipo más corto: utilizar 2 interiores te permite 2 diferentes alturas en el mediocampo, la primera con Carioca y la segunda con Chaka y Gignac cercanos a Valencia y los extremos, esto provoca que los pases sean más cortos, menos conducciones frontales y menos probabilidades de pérdida.

Ricardo Ferretti decidió utilizar este esquema en transición ofensiva por la titularidad de Damm en ausencia de Vargas, ¿se volverá una constante o sería sólo un recurso para enfrentar a Necaxa? Para liguilla puede ser una herramienta para brindarle a todo el equipo, y sobretodo a la ofensiva, el mejor ataque.





gw