Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles

Pronóstico en video

36 mil alientan a Tigres en entrenamiento

Las frías temperaturas no fueron excusa para la afición felina que acudió al Volcán. 

ROBERTO FLORES | @BETOLOFLORESRG690

Si alguna motivación extra le faltaba al plantel de los Tigres de cara al juego de Vuelta de la Final Regia, ésta se la dieron los más de 36 mil Incomparables que los alentaron en el entrenamiento de este sábado en el Estadio Universitario.

La directiva felina con el aval del cuerpo técnico decidió abrir las puertas del Volcán para que la afición felina pudiera manifestar todo su apoyo a los jugadores a un día de la cita histórica en la cancha del estadio del Monterrey.

Vialidades colapsadas, la línea dos del metro abarrotada, gente que amaneció fueras de las puertas de acceso de la cueva felina fue el común denominador de la escena que se vivió este sábado muy temprano.

Desde las nueve de la mañana los miles de aficionados fueron ingresando a las tribunas del Universitario con la ilusión en el rostro de motivar a sus jugadores a ir por el sexto título de la historia en casa del acérrimo rival.

El equipo llegó al Volcán pasadas las 10 horas y cuando empezaron a saltar a la cancha arrancó la fiesta felina muy cerca de las 11 de la mañana.

?Vamos Tigres, te quiero ver campeón otra vez, vanos Tigres, te quiero ver campeón otra vez!?, cantaba todo el estadio en un espectáculo sin igual. Los 10 grados de temperatura y las gélidas ráfagas de viento poco importaron, había que dejar el alma y la garganta en la tribuna alentando a su equipo y a sus jugadores.

?Hincha de Tigres cuál es tu profesión? La U, La U, La U!?, empezó a resonar en todo el estadio, mientras en la zona de la barra de los Libres y Lokos se escuchaba un cántico que no ha sido muy común, pero que llegó como un reconocimiento a quien les ha dado tres campeonatos en los últimos siete años.

?¡Poropopo, poropopo, es el equipo del Bigotón, poropopo, poropopo, es el equipo del Bigotón!?, cantaba sin cesar la barra de los Libres y Lokos.

El entrenamiento inició con los jugadores realizando retas de tenis-balón, para después de unos 25 minutos realizar la tradicional cascarita previa a cada encuentro. Mientras se daban las acciones, donde en un equipo el portero era André Pierre Gignac y en el otro lo era Jesús Dueñas, las porras y cánticos de aliento no dejaban se escucharse, era una auténtica fiesta felina.

Esto sin duda conmovió a los jugadores y quien tomó el micrófono una vez que terminó la práctica fue uno de los principales ídolos, Damián Álvarez, quien incluso terminó llorando cuando todo el estadio coreó su nombre.

?¡Los quiero mucho! Muchas gracias a todos de corazón, muchas gracias por hacerme sentir el valor de esta camiseta, seguimos adelante por el triunfo y mañana vamos a ganar?, expresó un emocionado Damián Álvarez, quien fue abrazado por Nahuel Guzmán.

Y precisamente el ?Patón? fue el otro jugador que no quiso quedarse atrás en los agradecimientos a su hinchada, dejando en claro que lo que esta mañana de sábado se vivió en el Volcán es algo que le dará aún más motivación al plantel para ir a la casa rayada y levantar una vez más el trofeo de campeón.

?Muchas gracias por haber venido, estamos a un día de un momento único e inolvidable, así lo vamos a vivir, así ya lo estamos viviendo a partir de hoy, para nosotros es un orgullo que hayan podido venir, que se hayan tomado el atrevimiento de venir.

?Así lo vamos a jugar mañana, con atrevimiento, por el aliento de todos ustedes, mañana vamos a estar todos juntos por esa Final, gracias por haber venido, ¡venga Tigres carajo! ¡Venga Tigres carajo!?, fueron las emotivas palabras de un Nahuel Guzmán agradeciendo a los miles de Incomparables presentes en el Universitario.

Sin duda que este domingo Tigres saldrá con todo en busca del sexto campeonato en su historia, dejando todo en la cancha durante los 90 minutos o más, pero también lo es que luego de haber visto como más de 36mil Incomparables les mostraron cómo anhelan ése título, la motivación para conseguirlo será todavía mucho más grande.