Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Lunes
Martes
Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo

Pronóstico en video

El retorno del campeón

Tigres iniciará este viernes la defensa del título conseguido hace 26 días al vencer a Rayados en la Final del Apertura 2017.

EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR

El último partido de Liga MX lo jugó Tigres que también estará presente en la inauguración del Clausura 2018: Puebla recibirá al campeón este viernes a las 5:00 pm.

Después de 16 días de vacaciones tras jugar contra Rayados el 10 de diciembre, Tigres reportó para hacer una pretemporada no tan larga pero sí con el tiempo necesario para reajustar conceptos tácticos, crear una buena base física y tenerlos dentro de la disciplina que requiere el club para competir al más alto nivel.

Hasta ahora, además de Arley Rodríguez, Tigres no ha hecho contrataciones, a comparación de Puebla que sí realizó diferentes fichajes, el más destacado Alejandro Chumacero, un boliviano que hizo ocho goles en 12 partidos de la pasada Copa Libertadores.

Enrique Meza y Ricardo Ferretti se conocen muy bien, con sus debidas diferencias de planteles, ambos entrenadores tratan de tener un estilo de juego ligado al fútbol asociativo. Trazos cortos, hallar a la mejor línea de pase para realizar ventajas, y es ahí donde jugadores como Chumacero, o la incorporación del 'Chatón' Enríquez, entran como clave para el sistema de juego del Puebla.

Con lo dicho respecto al estilo de Meza, seguramente contra Tigres puede llegar a ser diferente y apelar al repliegue para tratar de solventar los problemas tanto en transiciones ofensivas rápidas como en el ataque posicional que los extremos, volantes y centrodelanteros que Tigres puede implementar en campo rival.

La alineación que Tigres puede poner en este partido seguramente será idéntica a lo que fue durante la liguilla del pasado diciembre. Hasta ahora no ha salido nadie del club, tampoco hubo ingresos como ya se mencionaba además de la contratación de Rodríguez. Mantener un 4-3-3 sin abrir tanto la cancha y aumentar los espacios, o jugar con 3-4-3 y priorizar las llegadas por fuera para que Valencia se dedique a finalizar y no a salir a la banda, y que los centrocampistas (ahora sí con el contención desde la jornada 1) estén para distribuir y recuperar.

Tigres nunca ha ganado un partido en la temporada siguiente de ser campeón, es momento de acabar con ese asterisco estadístico y buscar los primeros 3 puntos del torneo en Puebla, una plaza, con todo respeto, accesible para un equipo como el que tiene hoy Ricardo Ferretti.



gw