Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes

Pronóstico en video

El León va por una "locura"

Adaptarse a las circunstancias, cerrar filas y proyectar una suma de 26 puntos para el cierre del torneo, es el objetivo de Matosas.

Multimedios Digital

Matosas piensa en obtener 20 puntos de los 27 que quedan en disputa.

El entrenador del León aseguró que aunque en estos momentos donde el León sólo ha logrado 6 puntos de 24 posibles, afectados por las lesiones y ahora también por la expulsiones, hablar de sumar el 70 por ciento de los puntos restantes y aspirar a calificar a la liguilla "parece una locura".

"Si yo aún faltando nueve fechas renuncio a entrar a la liguilla es como que tiro la toalla, todavía no voy a hablar de hacer 20 puntos para sumar para el descenso.

"Voy a hablar de que faltan 27 puntos, si de los 27 conseguimos 20 con los seis que tenemos..., parece una locura, hoy, sin embargo este equipo está acostumbrado a hazañas".

Agregó, "el año pasado calificamos con 23 y rezando todos. Entonces imagínate que si conseguimos 20 y los seis que tenemos ... parece una locura hoy pero yo miro los fríos números y digo: Pa, 8 partidos, dos ganados y seis perdidos; parece una locura pero yo creo que no hay peor enemigo que en un León herido".

El estratega aseguró que le ha sido complicado poder contar con un once titular y más definido por la situaciones de lesiones y expulsiones, afectando de manera mucho más directa a la base de futbolistas nacionales con la que viene trabajando desde hace tres años.

"Y sí, como que cuesta. Pero hay que seguir adelante

"Tú sabes que a mí me gusta saber el once de mi equipo de memoria pero a veces las circunstancias impiden que eso suceda.

"Yo creo que ser entrenador no solamente es hablar de táctica, de estrategia, de futbol o convencer al jugador; es también adaptarte a las circunstancias nuevas que va planteando cada semana: con lesiones, con expulsados, yo creo que eso también hace al entrenador", comentó.

León también tiene vida todavía en el torneo de campeones y sub campeones de la Concacaf, Matosas ve con buenos ojos la oportunidad que se juega en los próximos dos partidos en este torneo, primero ante el Herediano en Costa Rica y luego acá en León ante Isidro Metapán.

"Todavía hay chances, hay que ir a ganar a Costa Rica y después hay que venir a ganar acá y evaluar los partidos en la semana a semana porque con la baja que tengo no puedo arriesgar a muchos jugadores. Cancha sintética ? Herediano -, así que voy a esperar a ver que pasa este partido también, es importante.

"Ahora lo que te decía de las diferentes circunstancias que van ocurriendo: la expulsión de Fernando Navarro, del Chema, hacen que sea factibles tenerlos en cuenta el día de Costa Rica, del Herediano, porque no van a jugar este fin de semana entonces es muy probable que jueguen ese partido y alguno otro caso de algún otro jugador que esté por regresar", señaló.

El estratega cerró el intercambio de preguntas respuestas en la conferencia de prensa de este jueves y terminó tomando el micrófono para mandar un mensaje:

"No sé que va a pasar.

"La actitud nuestra tiene que ser la de salir a ganar.

"¿Por qué?

"Porque hay equipo, porque hay afición porque la afición se lo merece. Entonces, yo le puedo dar dos mil respuestas y tratar de convencerlos, no me interesa convencer a nadie.

"Lo único que quiero es que este equipo siga jugando a lo que me gusta a mí.

"Hay una cosa que tengo claro: podré perder los partidos que ustedes quieran, no voy a cambiar el estilo que tengo de jugar porque es lo que me gusta a mí y es lo que me trajo hasta aquí.

"Entonces:

"Si hay una duda que tengo es con esta institución que se ha portado maravillosamente conmigo, con esta ciudad espectacular, y con los jugadores que tengo que son a toda madre.

"Voy a dar hasta la última gota de sudor hasta la última gota de sangre, voy a luchar con todo lo que tengo y en diciembre vemos que hacemos. Pero no me voy a dar por vencido.

"¿Por qué?

"Porque esta afición, esta gente se lo merece y estos jugadores yo creo en ellos, y voy hasta la muerte con ellos.

"Buenos días", finalizó. Acto seguido se levantó de su lugar y se dirigió a donde su equipo ya se entrenaba bajo la supervisión de sus auxiliares Sergio Martínez y Edwin Santibáñez

FRANCISCO VELA