Aké Loba: ¿olvidado o esperando un lugar? Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Aké Loba: ¿olvidado o esperando un lugar?

Te presentamos este análisis del jugador de Rayados por Eduardo Torres.

Aké Loba
Mexsport

Cuando veíamos jugar a Aké Loba en Querétaro, era un futbolista muy destacado, porque lucía sobre todo en contragolpes, y el equipo de Vucetich jugaba para él, daba muchos puntos, llamó la atención de varios equipos y terminó jugando para Rayados.

Marcó 6 goles en 19 partidos, y en 2018 marcó 18 tantos en 32 partidos. No tiene registros impresionantes de un gol por partido o algo cercano, pero su juego no se basa solo en finalizar, es bueno para los contragolpes, tiene potencia y movilidad.

Llegó a Monterrey entre mucha polémica, y cuando Janssen y Funes Mori habían tenido una buena liguilla, pero había un motivo muy importante para ficharlo, que es el siguiente: si se pensaba jugar con doble 9, ¿quién iba a ser el tercer delantero? ¿Ángel Zaldívar? ¿José Alvarado? ¿Eduardo Banda? Era prioridad tener a un centro atacante que no redujera tanto entre uno y otro, porque cualquier equipo estable y destacado debe tener una plantilla profunda.

Por diferentes motivos, Antonio Mohamed parece no tener a Loba en un punto alto de confianza, incluso en sus primeros partidos de copa no destacó, falló un penal y empeoraba la impresión que se tenía de él, aunque marcó un gol contra San Luis, en un partido que iba 2-0 con la esperanza de por fin ganar, pero terminaron 2-2, tuvo apenas 332 minutos entre liga y copa, que es poco considerando lo que se pagó por él.

Se ha dicho que, hasta hoy, Mohamed cuenta con Loba en su plantilla, porque es un futbolista que ayuda a completar la plantilla y a ser ese tercer delantero que recién mencioné, pero la opción de salir a préstamo para que siga en crecimiento, que se mantenga con actividad, que haga goles, gane partidos y algo importante: se convierta en un seleccionado nacional recurrente.

Actualmente, el centro delantero marfileño más destacado es Christian Kouame, le siguen Roger Assalé y Wilfried Bony, y después viene una lista de delanteros como Niangbo, William Togui y Aké Loba, es ahí donde entra el futbolista de Rayados que apenas tiene 22 años, y que si hoy no funciona como se esperaba, no significa que sea un desperdicio, hay que continuar con su desarrollo, aunque llegue a ser en otro equipo.

Si no le gusta a Antonio Mohamed, el equipo no tendría que tomar una decisión drástica como malbaratar o intercambiarlo, porque Loba tiene un muy alto potencial, que hoy no es fácil de encontrar en el fútbol mexicano.

No se trata de defender al jugador, de mentir diciendo que es muy bueno y que desde ya debería ser titular, pero jugadores con sus características no son sencillos de encontrar, y si ya está en tus filas, sería un total desperdicio deshacerte de él, a menos por supuesto que exista una oferta económica o de intercambios prácticamente irrechazable, pero por una situación de descarte, me parecería un tremendo error sacar a Aké de la organización.

Funes Mori y Janssen aún son muy jóvenes, el argentino tiene 29 y el holandés 26, Loba tiene 22. Son los perfectos cambios generacionales entre Rogelio, Vincent y Aké, pero sin duda sería muy difícil hacerlos convivir juntos.

DP