Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

André-Pierre Gignac, un francés histórico

Con poco menos de cuatro años, el delantero felino se convirtió en el máximo anotador del futbol regiomontano.

Lo que Napoleón y el entonces mejor ejército del mundo no pudieron lograr para Francia al invadir, otro francés sí lo hizo casi 150 años después…

La Segunda Intervención Francesa en nuestro país comandado por Napoléon III tomó lugar del 8 de diciembre de 1861 al 21 de junio de 1867, mientras que a partir del 18 de junio del 2015, casi 148 años después, otro francés llegó a nuestra tierra para conquistarla y hacer historia.

André-Pierre Christian Gignac llegó a Monterrey un jueves 18 de junio del 2015, fue recibido por miles de aficionados en el Aeropuerto Internacional de nuestra ciudad y de inmediato causó un impacto mediático inusitado. Llegaba como subcampeón de goleo de la Liga Francesa, libre de costo para Tigres, pues había terminado contrato con el Olympique de Marsella y la directiva felina logró convencerlo para venir a México a lo que en su país llamaron “una aventura exótica”.

Después de casi cinco años, el “Bómboro”, como lo bautizó Don Roberto Hernandez Jr., es ya es goleador histórico del club con 120 goles en 216 partidos oficiales disputados. Apenas el torneo pasado rompió la marca de 104 goles que había impuesto Tomás Boy.

Hoy, con 122 goles, ya superó la marca que dejó Humberto Suazo de Rayados como el máximo goleador en la historia del futbol regiomontano y todavía le restan muchos partidos en este torneo para imponer una nueva marca.

“Agradecido con mis compañeros, con Chaka que me mandó un centrazo, con el cuerpo técnico, directiva, institución, por darme la oportunidad de ser parte de la historia de Tigres y eso mi familia y yo estaremos agradecidos hasta la muerte con la institución”, expresó André tras anotar su gol 105 en la cancha de Pumas el torneo anterior.

Gignac llegó a la U de Nuevo León porque su máxima ilusión era jugar la Copa Libertadores, debutó en las Semifinales de ese torneo frente al Inter de Porto Alegre y en su segundo partido hizo el primero de los que hasta hoy son 104 goles, que le ponen junto a Tomás Boy como el máximo anotador en la historia del club.

La gloria continental se le negó porque River Plate venció a los felinos, pero la Liga MX se convirtió en el escenario de las glorias de André-Pierre.

Los Tigres estaban debajo del Monterrey en cuanto a títulos conseguidos, tres por cuatro, en la liga mexicana, pero Gignac se encargó de reescribir la historia y hacer de los universitarios el equipo más dominante de la década.

Son ya diez torneos cortos, contando la el actual Clausura 2020, cuatro campeonatos de Liga para “Dedé”, siete en total para los felinos y a los Rayados no les ha quedado de otra más que ver cómo -a nivel local- el "papá" viste de amarillo.

Con 33 años y dos más de contrato con los Tigres, la leyenda de Gignac seguramente crecerá, terminará su carrera como el máximo anotador del club y del futbol regio dejando una vara muy alta de alcanzar y superar. Sin lugar a dudas está sentado en la misma mesa que Cabinho, José Saturnino Cardozo, Carlos Reinoso y algunos más como los mejores extranjeros en la historia del futbol mexicano.

La deuda pendiente de André es sin duda un campeonato internacional. Se le negó la Libertadores al llegar al club, mientras que en los últimos años han sido ya tres Finales perdidas de Concachampions, un torneo que quiere ganar sí o sí antes de decir adiós.

“Nos falta la Concachampions y no voy a parar en mi carrera hasta ganar esa pinche Copa”, afirmó Gignac en la cancha del León tras conquistar su cuarta liga y abrazando el trofeo de campeón. ¿Podrá lograrlo? Seguro que lo intentará y dejará todo por conseguirlo.