Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Avilés Hurtado: el declive y la lesión

El colombiano sufrió la ruptura del tendón de Aquiles en un momento que acusaba una seria baja de juego.

Archivo

El mes de septiembre se cerró con el anuncio de los 6 a 8 meses que estará fuera Avilés Hurtado, este jugador colombiano que llegó siendo la contratación más cara del club, rindió en temporada regular y quedó marcado en la historia de forma negativa.

Esta terrible lesión, que por cierto se trata de una ruptura en el tendón de aquiles, llega cuando Avilés tiene 32 años cumplidos en el mes de abril, y su torneo ha sido de regular a malo.

Fue desde aquel penal errado en diciembre del 2017 cuando Hurtado cambió drásticamente su juego, en la temporada regular del apertura 2017 anotó 11 goles en 17 partidos, incluído un tanto en el clásico regio, en esa liguilla hizo 3 anotaciones. Nada mal 20 juegos y 14 goles en su primer torneo.

Goles por temporada

  • Apertura 2017: 17 juegos, 11 goles , 3 en liguilla

  • Clausura 2018: 13 partidos, 4 goles, 0 en liguilla

  • Apertura 2018: 15 partidos, 2 goles, 0 en liguilla

  • Clausura 2019: 14 partidos, 2 goles, 0 en liguilla

  • Apertura 2019: 10 partidos, 1 gol, 0 en liguilla

Por números es evidente que desapareció. Llámenle como quieran: baja de juego, desconcentración, trauma por la final de 2017, dejó de encajar en el equipo, pero hace tiempo que no es un jugador importante para los resultados.

¿Qué factores influyen?

No todo es mental en el problema de Hurtado, también está relacionado el cambio en la forma y el fondo del juego. Durante su mejor época con Mohamed, que es el primer torneo de Avilés, el sistema era prácticamente un 4-3-2-1 donde la fuerza del ataque se concentraba en los mediapuntas: Pabón y Hurtado. No se preocupaban por las bandas porque las tomaban Medina y Vangioni, y el centro del campo lo cubrían Ortíz, González, Cardozo o Sánchez.

Después con Alonso en el primer juego de liga lo hace como 9, y lo empieza a cargar a la banda izquierda, allí se pierde Avilés y no vuelve jamás a encontrar su mejor nivel de fútbol, los torneos pasaron y se convirtió en un jugador de muy poca relevancia.

El momento de la lesión

¿Qué significa para un futbolista de 32 años, que pasa por una mala temporada, tener ruptura de tendón de Aquiles? Hay jugadores, como el chileno Alejandro Carrasco, que llegan a estar fuera de las canchas hasta 13 meses, y tenía 31 años.

Le queda poco tiempo de contrato con Monterrey, ¿que seguirá para él? Por nivel, rendimiento y números, sería natural que fuera uno de los descartes que haga el próximo director técnico del club, y ahora con esta lesión y la incertidumbre de cómo regresará, lo acerca mucho más a ser un descartado.

Es muy lamentable que una persona, se dedique a lo que se dedique, sea imposibilitado físicamente para realizar su profesión. Con el caso de Avilés Hurtado, lamentablemente, nadie podrá decir que el equipo sufrirá mucho en lo futbolístico con su baja.