Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes

Pronóstico en video

Decisiones en la banca pesaron en el resultado

Prescindir de Celso Ortiz de inicio y modificaciones equivocadas en el segundo tiempo facilitaron el empate de Monarcas,

EFE

Rayados tenía una gran oportunidad para dar un paso fuerte en la pelea por el liderato de la competencia, pero encontró a un rival que no es de los más fuertes que hay en el campeonato mexicano, pero sí de los más incómodos para los equipos que solo tienen como meta el campeonato.

Morelia tiene varios torneos trabajando bajo una misma idea, y supo desarrollarla en este partido hasta el último momento del encuentro.

El equipo de Diego Alonso venía de vencer a media semana jugando como visitante al equipo de Lobos BUAP, mientras que Morelia había empatado contra Pachuca de locales en Michoacán. Desde el punto de vista individual, es claro que Monterrey tiene mejores individualidades para resolver frente al arco y para ganar los duelos mano a mano, sin embargo, en este partido esa calidad individual no pudo verse reflejada en las zonas más importantes de la cancha, sobretodo en la portería rival.

Para este juego, Alonso mandó al terreno de juego a lo que prácticamente ha sido su cuadro titular de las últimas fechas: Barovero al arco, Medina - Sánchez - Basanta - Vangioni en defensa, como centrocampistas los jóvenes González y Cantú, teóricamente por fuera estuvieron de nuevo Pabón y Hurtado, de mediapunta Pizarro y como 9 Luis Guillermo Madrigal.

Entiendo la parte de darle oportunidad a los jóvenes, de hecho Rayados ya cumplió y pasó los minutos pedidos para la regla de jóvenes en apenas 7 jornadas, pero ¿por qué sacrificar del cuadro titular a un jugador como Celso Ortiz que había sido elegido por el técnico uruguayo desde pretemporada como uno de los jugadores pilares para este equipo?

En este juego vimos a Eric Cantú ingresar en varias ocasiones al área, sobretodo por el carril interior izquierdo, pero no se quedaba solo ahí, tenía una muy buena movilidad para cubrir espacios y para tratar de distribuir balones a los compañeros de líneas de pase delante de él, mientras que Ortiz tiene mucho más marcado en su estilo de juego ser un jugador fijo en la zona medular. Claro que hay excepciones como la zona donde aparece cuando marcó gol frente a Lobos, pero su común denominador es estar en esa zona central.

Morelia mostró a su mejor cuadro: Sosa al arco, Guzmán - Achilier - Loeschbor - Velarde en defensa, 3 centrocampistas con Rocha - Valdés - Millar, por fuera Fierro y Sandoval, y en la punta del ataque el peruano Avila. Buscaron constantes llegadas por la banda, pero su centro del campo fue muy importante para acumular un total de 62% de balón.

Rayados llegó bastante al arco rival, fueron 13 las ocasiones en que tiraron, mientras que Morelia lo hizo solo en 8 oportunidades. El problema con esto es que siguen siendo un equipo demasiado acelerado, y quedó demostrado en la forma que se atacaba: balones largos, conducciones frontales, presión alta. No es que sea malo atacar así, el problema es que no parecían sumar una forma de posesión a su repertorio, a final de cuentas para eso tienen extremos llegadores (Urreta - Gallardo), pero ya ni siquiera son titulares. Entonces ¿qué busca Diego Alonso? ¿Se rindió muy rápido y decide apelar a lo que los jugadores ya tiene impregnado de Mohamed?

En otros partidos he hablado muy bien de la dirección de campo que cumple Diego Alonso, con ajustes de su mismo 11 o incluso algunos cambios, por ejemplo el encuentro ante Pumas lo manejó de buena forma metiendo un 5 y dos extremos para contener en el centro y atacar por las bandas los últimos 20 minutos, pero en este partido se equivoca desde la propuesta de cómo defender el resultado, porque con los contraataques había chance de aumentar la ventaja, no solo de aguantarla. Termina poniendo dos volantes más defensivos, con Molina en lugar de Hurtado y Ortíz en vez de Cantú, y ahí gana presencia pero pierde el control.

El tema de Madrigal es importante tocarlo, porque anotó y falló otras dos jugadas: una sale muy desviada y otra pega al poste. No tuvo mal partido, pero es que ni siquiera como poste puede trabajar bien, y tampoco tiene la habilidad para salir a buscar la pelota y servir como un enlace en la transición mediocampo - ataque. Su gol es de mucho valor, pero me parece mejor suplente que titular en un equipo como Rayados. Por sus características puede funcionar como un muy buen revulsivo.

Rayados jugará su próximo partido de Liga MX ante Puebla el viernes a las 9:00 pm.