Demanda de Rayados al Inter de Miami sería por criterios en torno a impuestos Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Demanda de Rayados al Inter de Miami sería por criterios en torno a impuestos

Mediotiempo tuvo acceso al contrato de Pizarro, donde se establece la cláusula de rescisión en 11.9 millones de dólares, sin especificar si es a un club extranjero o mexicano.

La demanda de Rayados ante FIFA contra el Inter de Miami por el fichaje de Rodolfo Pizarro difícilmente procederá y solo es un último recurso para que el Monterrey busque recuperar algo del dinero que cree correspondía a esta transacción.

El presidente de Rayados, Duilio Davino, reconoció la existencia de la demanda, que originalmente se pensó era porque el dueño del club de la MLS, David Beckham, buscó a Pizarro anticipadamente y sin permiso del club mexicano; sin embargo, la razón es económica por la diferencia de criterios en torno a los impuestos.

5 millones, la razón de la demanda

Fuentes con conocimiento del caso revelaron a Mediotiempo que el Monterrey pelea 5 millones de dólares más de lo que pagó el conjunto de la MLS, que desembolsó 11 millones 875 mil dólares por el 100 por ciento de los derechos federativos del volante.

Mediotiempo tuvo acceso al apartado del contrato de Pizarro firmado en 2018 donde se establece ese monto como cláusula de rescisión, pero de ahí fueron deducidos los impuestos, de manera que no fue la cantidad final que ingresó a las arcas de Rayados, que pelea que su ganancia neta debía ser por esos casi 12 millones de dólares.

Rayados no está reclamando que Miami se haya acercado a Pizarro, están alegando terminación injustificada de contrato, alegando que no se les pagó lo que correspondía por el jugador”, dijo la fuente.

“Francamente no tiene bases, la cláusula de terminación es clarísima, los de la MLS pagaron el monto exacto de la cláusula, por lo que tenía derecho a liberar al jugador”.

Un caso 'perdido' para Monterrey

De acuerdo a la fuente, Monterrey estaba obligado a aceptar una oferta por esos 11.8 millones. Si el jugador o el club hacían el pago, la cláusula de salida sería ejercida, sin importar la opinión de Rayados.

“Es clarísimo, pero Rayados reclama cinco (millones) más porque quiere compensar el impuesto, pero eso es su problema, van a perder”, vaticinó el experto.

A pesar de que la FIFA prohíbe que un club busque a un jugador antes de que le falten seis meses de contrato, el Monterrey no incluyó esa falta en la demanda a pesar de tener pruebas, puesto que el mediocampista declaró en su llegada a Miami que había sido contactado por Beckham.

“No invocaron el 18.3 del reglamento que es el que cubre lo de acercarse a un jugador con contrato. Y sobre lo que pelean, si realmente hubiera faltado un pago, Rayados pudo haberse opuesto, pero no lo hicieron, el CTI (Certificado de Transferencia Internacional) pasó sin problemas”, finalizó.