Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Deslucido empate en el 'Volcán'

Tigres y Rayados repartieron puntos al terminar el partido sin goles.

Tigres y Rayados
Mexsport

La edición 117 del clásico Regio se llevó a cabo bajo un excelso color desde la tribuna de la hinchada local. Sin embargo, no fue lo mismo que se vivió en cancha, pues el encuentro finalizó con un deslucido empate 0-0 entre ambas escuadras. Rayados fue el que más sufrió en el cotejo, pues dos jugadores se debieron retirar nuevamente por sufrir claras lesiones.

Primero el capitán Albiazul, José María Basanta, sintió un tirón y se fue al minuto 8. Rodolfo Pizarro se mostró toda la primera parte con molestias en su rodilla izquierda y no regresó del entre tiempo a la cancha.

La primera parte se vio un equipo visitante que sobrevivió en la cancha, pues no se mostró una idea clara en ataque a diferencia de lo que defendió y esperó.

Contra un conjunto local que no demostró su calidad y su hambre para ir en busca del partido. En el complemento los felinos pudieron ganar por un disparo de Juninho en el área chica. Sin embargo, el héroe del partido fue sin duda Marcelo Barovero que evitó la anotación en la línea con un reflejo monumental que mantuvo su arco en cero. El propio capitán felino volvió a ser protagonista a diez minutos del final.

Pues cuando Gallardo se metía al área grande lo derribó y vio la segunda amarilla, yéndose a los vestidores con anticipación. La primera del partido fue para la visita a través de un tiro libre directo cobrado por Dorlan Pabon. El centro lo llegó a cabecear Nicolás Sánchez, pero Nahuel Guzmán estuvo atento para evitar el peligro y despejó el esférico al minuto cuatro.

Al 8’ Rayados sufrió en su sector defensivo al salir lesionado el capitán del equipo José María Basanta con un claro tirón. Su lugar fue ocupado por el canterano albiazul César Montes.

Los felinos no se hicieron esperar y también buscaron su oportunidad sobre la portería de Marcelo Barovero. La primera de real cuidado fue a los 12’ cuando centró desde la izquierda, Jorge Torres Nilo, mismo que cayó en la cabeza de Gignac este le ganó la posición a Montes y por poco celebró con la afición incomparable.

La primera media hora del cotejo se disputó en el medio sector, donde ambas escuadras se estudiaron y guardaron cautela. Pocas llegadas de peligro sobre ambas porterías, cabe señalar que el dueño del balón fue el conjunto dirigido por Ricardo Ferretti. Al 32’ los felinos pudieron abrir el marcador, a través de un tiro libre cobrado por el Chino Zelarayán.

El argentino puso un centro al primer poste que peinó Guido Pizarro, el esférico se fue desviado por centímetros de la meta de Marcelo Barovero. Las únicas ocasiones de peligro en la primera parte fueron a través de balones a pelota parada. Al minuto 42 la visita tuvo una desde el sector de la derecha que Nahuel controló sin inconvenientes.

Las lesiones siguieron aquejando a La Pandilla, pues Rodolfo Pizarro debió ser atendido en dos ocasiones. El partido se fue al descanso con un Monterrey que sobrevivió y un Tigres que no se atrevió a encarar a su rival. El complemento inició con el cambio del lesionado dorsal 20 de La Pandilla, que también se retiró por una evidente lesión en su rodilla derecha, su lugar en la cancha fue ocupado por Jesús Gallardo. Nuevamente la primera de la segunda parte llegó a través de los balones de pelota parada, ahora cobrado por Dorlan Pabon.

El esférico fue desviado por Hugo Ayala que se lo entregó a Nicolás Sánchez, el albiceleste probó a portería pero se fue muy desviado de la portería del Patón. Al 57’ Jesús Gallardo mostró su calidad eludiendo rivales por el medio campo y entregando un pase preciso y precioso al Mellizo Funes Mori. El argentino se abrió hacia el sector izquierdo y quedó sin ángulo, pero de igual forma sacó un disparo de zurda que Guzmán envió al tiro de esquina.Una gran jugada de Gignac por la banda derecha que centró al área al minuto 67.

Ahí estaba bien parado Nicolás Sánchez, sin embargo, se demoró más de la cuenta y el chileno Eduardo Vargas lo madrugó robándole el balón y pateando a la portería. El argentino se repuso y rozó el esférico enviando el peligro al córner. Tigres era más que su archirrival y un tiro de esquina por poco lo transforma en gol, él causándote de qué no ocurriera fue el portero Marcelo Barovero.

Pues el argentino demostró su experiencia, calidad y reflejos al salvar en la línea un balón peinado por el capitán Juninho. Sin duda, la jugada más peligrosa en los primeros 72 minutos del clásico Regio fue la que evito el guardameta albiazul. El mejor de la segunda parte de parte de la visita fue Jesús Gallardo, el seleccionado nacional dribló rivales desde tres cuartos de cancha al minuto 77.

Justo cuando se internaba al área grande el capitán Juninho lo derribó con una clara infracción, ganándose la segunda amarilla y sufriendo la expulsión. Ante la roja del dorsal número tres de los felinos el bigotón realizó una modificación en la escuadra felina. Saliendo André Pierre Gignac para dar paso al central canterano Juan Sánchez Purata.

La Pandilla tuvo una más de peligro al 84, gracias a un centro al área de Stefan Medina que cabeceó Luis Madrigal, sin embargo el balón se fue desviado por el poste izquierdo del Patón. Al final ambas escuadras repartieron puntos en un bajo clásico que mostró muy pocas emociones en la cancha.

DP