Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Don Nacho Trelles fue Rayado en medio de la tragedia

El legendario ex futbolista y ex técnico, que falleció este martes a los 103 años de edad, reforzó al Monterrey tras el trágico accidente en San Juan de los lagos en 1945.

El 19 de agosto de 1945, en el desaparecido Parque Cuauhtémoc, un estadio hecho para el beisbol, Monterrey conquistó su primer triunfo de su historia en la Liga Mayor al debutar derrotando por 1-0 al San Sebastián, con gol del "Ché" Gómez.

La novedad en la mañana del 20 de agosto fue la victoria del conjunto regiomontano. Sin mucho conocimiento del tema, algunos aficionados ya hablaban del partido y se ilusionaban con ir de nuevo al parque, no sólo para ver a su equipo, sino también a los rivales.

"Imagínate cuando venga Horacio Casarín", se escuchaba murmurar sobre la futura visita del ídolo mexicano de la época.

La segunda jornada del torneo estaba programada para el 26 de agosto y el equipo tendría que viajar a Orizaba en autobús. Era su primera salida y el técnico Manuel Galán planeó el viaje para el jueves. Había que llegar puntuales al partido contra Moctezuma.

El grupo viajó motivado a Veracruz, reconfortado por su estreno triunfal, pero despertó con amargura de su efímero sueño de victoria al ser goleado por 6-0 ante el plantel jarocho.

La siguiente jornada era contra el América, el 9 de septiembre, de nuevo ante su afición, que lamentablemente vio sucumbir al cuadro regio por 5-2 frente a los capitalinos. Monterrey sumaba dos derrotas en final y once goles en contra en apenas tres fechas en su debut en la Liga.

El siguiente encuentro de la fecha 4 se verificaría en Guadalajara, contra el Oro. El equipo alistó el viaje: un cambio de ropa y su único uniforme, y salió el miércoles a la Perla Tapatía.

El jueves 14 de septiembre por la noche, cuando faltaban poco para llegar a la capital de Jalisco, el chofer Miguel Gutiérrez decidió cargar gasolina en San Juan de los Lagos. El pueblo se preparaba para las fiestas del día 15 la noche lucía con especial sentimiento patriota.

Mientras se cargaba combustible, algunos jugadores bajaron del camión para estirar las piernas y otros prefirieron distraerse en un billar contiguo a la gasolinera. Cerca de las 22:00, un estallido sacudió las calles tapatías... el transporte del Monterrey empezó a incendiarse.

Gilberto "Muerto" Maciel habá decidido descansar en el portaequipaje y fue alcanzado por el fuego. Los que estaban en el billar salieron despavoridos por el estruendo y se unieron en un intento desesperado por rescatar a los que se quedaron en el camión.

La confusión y miedo invadieron el escenario, y el "Cocoliso" Peralta y Gonzalo Buenabad rompieron las ventanas y saltaron para salvarse del fuego que ya consumía el interior. José "Ché" Gómez conservó la calma en el momento crítico y arriesgando su vida, rescató a Eliseo Olvera y a Anastasio el "Chango" Medellín.

El chofer y los jugadores Evaristo Amezcua, Enrique Lizano y Guillermo "Cuadros" Vidal, sufrieron severas quemaduras, al igual que el "Ché" Gómez, quien había entrado al rescate de sus compañeros.

La Liga reaccionó de manera solidaria ante el drama de Monterrey y suspendió el juego contra el Oro. El equipo regresó lastimado a la ciudad, sin ánimo, pero la directiva reorganizó al plantel y empezó a reorganizarse con la generosidad de otros clubes y así llegaron como nuevos integrantes José Noguera (Asturias), Enrique Escalada (Club España), Francisco Zeledón (Atlante) e Ignacio Trelles (América).

Lizano y "Cuadros" Vidal, víctimas de las graves quemaduras, fallecieron en diciembre. Así, en medio de la tragedia, don Nacho Trelles jugó en Monterrey, y su debut ocurrió el 30 de septiembre de 1945, en la derrota por 2-1 ante el Club España, en el Parque Cuauhtémoc.

Ignacio Trelles, un ilustre personaje del futbol mexicano que participó en el primer Monterrey de la historia, marcado por el drama de San Juan de los Lagos.

AM