Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Empate emocionante

Tigres Femenil y las Rayadas repartieron puntos al terminar 2-2 en el Estadio Universitario.

Mexsports

En una revancha deportiva para Monterrey luego de perder la pasada Final Regia femenil ante Tigres, El Volcán Universitario abría las puertas para una edición más del Derby en esta categoría, un duelo lleno de emoción, jugadas espectaculares y entrega total en la cancha, el marcador reflejó lo que se vió en el campo, un duelo parejo en diferentes momentos del encuentro.

Con una tribuna donde los colores auriazules y albiazules convivieron desde el minuto 1 sanamente, el Clásico femenil arrancó con vertiginosidad, como es común ver en esta categoría, las chicas de ambas equipos mantenían una tendencia de ataque y en apenas 5 minutos de juego ambos cuadros ya habían hilado jugadas de alerta para el marco rival.

Al minuto 6, Alison Gonzálezfue la primera que se animó para disparar a media distancia, de pierna derecha la jugadora número 30 alzó la cabeza y aprovechó lo mal ubicada que estaba la arquera rayada quién ante el potente tiro no le quedó más que rechazar a un lado el esférico mandando a tiro de esquina y evitando el 1-0 tempranero.

Tigres con un peso ofensivo marcado, se fue al frente por la banda derecha, en un centro retrasado al área rial, Jaramillo se perfiló sola para pegarle al marco que estaba abierto, sin embargo una jugada de más le valió a Tigres perderse esta oportunidad, la suerte le sonrió a las de San Nicolás de los Garza luego de que el esférico salió rechazado raso y a la exactitud de la posición de Nancy Antonio quién no dudo, sacó un disparo de pierna derecha imposible de atajar para Claudia Lozoya, Tigres se fue así al frente en el marcador al minuto 13.

4 minutos más tarde, Monterrey no bajó los brazos y en una jugada dudosa, Desirée Monsiváis ganó un mano a mano ante la observación de la abanderada quién levantó su brazo marcando una falta de la rayada, ésta no se percató y siguió la jugada quedando mano a mano con la arquera de Tigres a quién la batió anotando el empate, la duda se generó luego de que la juez central omitió el marcaje de su auxiliar de banda y dio válido el tanto que tras repeticiones pareció ser legal.

Tigres fue poco a poco perdiendo posesión de la pelota, Rayados, aguantaba en cada jugada el esférico realizando toques laterales y buscando pinceladas al frente con sus referentes de ataque, el ritmo fue bajando de a poco pero las emociones parecían no parar continuando el juego atractivo para la tribuna.

Para dar dramatismo y espectáculo al partido, al 35, Gabriela Álvarez tuvo una oportunidad de gran visión, observó a Ángeles Martínez adelantada y la Rayada se animó a disparar a media distancia, Martínez voló para la fotografía y mandó el esférico afuera de su cabaña, evitando ante los aplausos del público, el 2-1 en contra.De esta manera terminaron los primeros 45 minutos con un marcador que refejó el juego hasta entonces.

Para el segundo tiempo, Monterrey salió a dar todo en la cancha y rápidamente en 9 minutos la conjunción de Evangelista y Dinora Garza dieron frutos, cuando después de una jugada por derecha en paredes Garza pudo chutar de pierna derecha dentro del área y poner con esto a su equipo en ventaja cayendo el 2-1 a favor de la visita.

Sin aún movimientos de parte de alguno de los dos equipos, Tigres mantuvo su intención de atacar pero Monterrey mantenía su jerarquía a la defensiva, su mayor potencia en lo que va del torneo, los minutos pasaron y los locales con un par de cambios buscaban empatar el marcador, algo que parecía podría llegar pronto.

El peligro y el gol quizás merecido llegó a Tigres al minuto 71 luego de un penal marcado a favor de las auriazules, Nayeli Rangel se ocupó de hacer bueno el disparo y empatar un juego donde las emociones aún seguían.

Monterrey fue conteniendo de a poco el poderío de Tigres, Tito Becerra colocó a Alicia Cervantes en la media cancha para hacerse del balón y procurar frenar el ataque auriazul, así concluirían de a poco los últimos minutos.

El duelo concluyó con minutos explosivos, faltas, llegadas, entrega y más, pero el marcador no se movió en un encuentro donde más de 37 mil aficionados aplaudieron el gran duelo de inicio de semana en suelo regio.

DP