Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Empate por falta de control

Un movimiento en el parado táctico de Rayados y los cambios para implementarlo derivaron en una pérdida de una ventaja de dos goles.

Mexsport

El equipo de Monterrey pudo hacerse de una ventana con dos goles sobre León, sin embargo el partido terminó con un frustrante 2-2 que fue suficiente para despertar muchas críticas.

Los culpables normalmente son los que tienen una participación directa en la jugada. En este caso: el que pierde la pelota, el que no marcó bien o el que no reaccionó para cortar el pase, sin embargo el problema para que esto se haya dado viene desde más atrás.

Un penal y un buen remate de cabeza a balón parado fueron las vías para que Nicolás Sánchez anotara su doblete que lo hizo llegar a 10 goles en el año futbolístico, un par de acciones con pelota quieta donde el central argentino es especialista, pero son momentos donde el entrenador no siempre puede tener una total interferencia para que se den. Más allá de eso, Sánchez no desaprovechó y puso a Rayados arriba en el marcador.

Hubo muchos momentos de juego donde el equipo de Diego Alonso se notaba detenido, como si no tuvieran buenos argumentos para avanzar, el cambio de Maxi Meza fue suficiente para notar una gambeta que causó una falta y posteriormente de ahí cayó el segundo gol, pero ¿en qué momento Monterrey deja ir el juego?

Para entender cómo se quiso modificar para resolver un problema, hay que ver cuáles fueron los cambios:

  • Minuto 70: entra Meza por Hurtado

  • Minuto 80: entra Ortíz por Pabón

  • Minuto 83: entra Saldívar por Gallardo

Hay un intervalo de 13 minutos, en esa cantidad de tiempo Diego Alonso quiso modificar su parado táctico de 4-2-3-1 hacia 4-3-3 para poder tener mucho mejor control del centro del campo.

No es lo mismo González - Rodríguez + Hurtado en el centro, que Ortiz como 5, González - Rodríguez interiores. Para poder conseguir este mediocampo, era también importante modificar los extremos, es decir: sacar a Hurtado para eliminar su rol de mediapunta, sacar a Pabón para quitar el sector derecho, lo de Avilés fue quitar al mediapunta para poder tener dos interiores, y la entrada de Meza fue a la banda a ocupar el lugar de Dorlan, quien salió por Ortiz para así poder tener un 5. El ingreso de Saldívar por Gallardo fue prácticamente hombre por hombre.

El equipo tiene mucha hiperactividad, no me sorprendería que para la jornada 8 -10 estemos diciendo que es Rayados quien mejor domina las transiciones ofensivas, y que seguramente también tenga cada vez más controlado los ataques posicionales, pero es fundamental que se vuelva experto en el cierre de partidos, sobretodo con la pelota.

Es mucho mejor pasear el balón sobre el campo rival y no tener que terminar defendiendo tu área como si del juego más ruin existante. Es claro que Diego Alonso quiso modificar desde el sistema para también modificar la postura, pero no pudo salir de la mejor forma

Mirar el resultado molesta porque se perdió una buena ventaja en casa, debe ser un buen momento para que se prenda un pequeño foco de alarma que haga al cuerpo técnico trabajar en situaciones específicas de final de los partidos.