Mohamed tendrá otra oportunidad para saldar su promesa a su hijo fallecido Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Mohamed tendrá otra oportunidad para saldar su promesa a su hijo fallecido

La vida y el futbol vuelven a poner al Turco en Rayados, por lo que el DT tendrá la posibilidad de cumplir la promesa que la hizo a Faryd, quien murió en Alemania en el 2006.

El regreso de Antonio Mohamed a la dirección técnica de Rayados, representa también otra oportunidad para el estratega argentino de cumplir con la promesa realizada a su hijo Farid, fallecido en Alemania en el 2006, en un accidente automovilístico.

Las finales del Monterrey perdidas contra Pachuca y Tigres, no solo dejaron un sabor amargo y frustración entre la afición albiazul, pues también el Turco se quedó con una cuenta pendiente por saldar, una promesa que le realizó a su hijo que murió a los nueve años y quien era fiel seguidor de la Pandilla y que incluso llegó a vestir la botarga del conocido personaje de una panificadora que patrocinaba al equipo.

“Mi hijo (Faryd) nació en México, era fiel a la mascota del equipo y todas las fotos que tengo de él son con la mascota saliendo con el Monterrey. Tengo recuerdos muy grandes de lo que es Monterrey”, expresó Mohamed en una entrevista previa a llegar por primera vez como técnico.

El Turco había prometido que regresaría a la Sultana del Norte para hacer campeón a Rayados como entrenador, luego de que en su etapa como jugador vivió tiempos difíciles con los albiazules, con un equipo lleno de deudas, problemas legales y pobres resultados deportivos.

Durante su primer era al frente del equipo del Cerro de la Silla, que fue del C2015 al C2018, Mohamed se quedó en dos ocasiones a punto de cumplir esa promesa, pero Pachuca los frustró en el C2016 y el equipo de la UANL hizo lo propio en el A2017, disputando en ambas ocasiones el juego definitivo en el Gigante de Acero.

Ahora Mohamed tendrá una nueva oportunidad de poder cumplir con ese pendiente y de saldar la deuda personal que tiene con Faryd y también con la afición más pasional del futbol mexicano, que lo convirtió en ídolo durante el tiempo que vistió la playera del Monterrey, pero que quedaron con un sinsabor tras su etapa como entrenador en la que no les pudo regalar un campeonato de Liga.

AM