Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Noche heroica e inmortal

Los felinos estaban eliminados por el gol de visitante, pero Nahuel Guzmán marcó de cabeza al 93' y ganaron 5-4 en el global.

En una noche digna de un libreto de película, Tigres anotó el gol de último segundo que los puso en la siguiente fase del Torneo de CONCACAF, Nahuel Guzmán, si, ni Gignac, ni Valencia, ni Vargas, si no el portero de Tigres, se metió al área rival y esperó rematar un centro de Vargas que cobró una falta, el número 1 de cabeza remató, puso al estadio de pie y borró el título de “Fracaso” por el de “Épico” de las portadas de hoy, en una noche donde Gignac se convirtió en el máximo anotador de suelo regio.

Al minuto 9, Gignac apareció como extremo derecho y de primera toco al centro del área donde Valencia apareció simplemente para empujar el balón y así abrir el marcador en la noche fría de San Nicolás.Después del gol, Tigres cedió un poco el balón al Alianza, quien, sobre todo en medio campo, transitaba el juego, los visitantes batallaban de más para pasar de tres cuartas partes del terreno de juego luego de que Tigres en su zona de recuperación estaba bien plantado.

El Tigre rugió una vez más, ahora al minuto 17, luego de que por el lado derecho Luis Rodríguez recibió un balón filtrado proveniente desde el círculo central de la cancha, Chaka sin pensarlo, de primera intención y de pierna derecha puso un pase exacto hacia la zona de manchón penal donde Gignac apareció ante una marca cómoda para rematar, el francés ante la salida del portero del Alianza simplemente pico para que el balón ingresara a la portería antes pegando en el poste izquierdo, los locales ya ganaban 2 por 0 y daban vuelta al marcador global 3 por 2.

Alianza sabía que un gol más alargaría el duelo y dos pondría bajo las cuerdas a los locales, pero esto parecía misión imposible.

Y es que apenas cuatro minutos después del segundo gol de Tigres, Enner Valencia entró al área rival en solitario pero resbaló antes de poder ejecutar un tiro, la suerte estaba del lado del ecuatoriano quien al buscar levantar, fue pateado por un rival lo que ocasionó un penal a favor de los auriazules.

Sin pensarlo, André-Pierre tomó el balón y estaba listo para hacer historia.

El europeo tomó distancia, pegó de derecha a la izquierda del portero centroamericano, puso el tercer gol del encuentro y segundo en su cuenta de la noche, pero lo importante no era solo eso.

El delantero de Tigres ponía su gol 122 en México, con esto sobrepasaba al ex elemento de Rayados Humberto Suazo, chileno que hasta esa noche era el máximo goleador del fútbol regio y que terminó su carrera con 121 goles, André festejó haciendo la seña del número uno, y estaba en lo correcto.

La fuerza en El Volcán se apagó un poco, el tigre fue tomado por sorpresa después d Euán falta cobrada rápidamente por Alianza, Blanco observó a Portillo solo sin la marca de Chaka Rodríguez, el jugador de El Salvador entró al área y ante la salida de Guzman simplemente empujó para poner el 3-1, el cual daba una esperanza.

Desde la banca vinieron algunos cambios estratégicos para buscar hacer más daño en el ataque por parte de Alianza, y esto dio resultado.

Antes del término de los primeros 45 minutos, los visitantes tuvieron un tiro de esquina, luego de un rebote, vino un remate que se convirtió en pase al aparecer Portillo una vez más solo, el jugador remató y anotó el tanto que significaba el pase para la siguiente ronda, el 3 por 2.

Tigres comenzó los segundos 45 minutos con el control del juego, avisando como al minuto 56 que no iban a dejar la oportunidad de obtener el pase en su cancha, Aquino por derecha sacó un centro donde Valencia llegó con firmeza y con un cabezazo estuvo cerca de marcar el gol del pase.

Enner traía el gol pero este no se le daba, nuevamente el delantero ahora al 63 pegó un esférico al travesaño, la afición veía cerca el gol felino, una vez más ahora al 69 Valencia por derecha disparó desviado y al 71 el mismo ecuatoriano tuvo un mano a mano que el portero desvío.

Los minutos se fueron haciendo polvo para Tigres, la presión y los nervios estaban presentes, estaban a punto de caer una vez más y ahora en una primera fase de la Concachampions.

Alianza hizo cambios defensivos y se tiró atrás, Tigres ingresó a Julián Quiñones, su última arma en el ataque, a seis minutos del final nada era claro.

El duelo se tornó del lado felino, con más garra que fútbol buscó el gol que le diera esperanza, ese mismo que aún con todo el arsenal no llegó.

El árbitro agregó cuatro minutos, Valencia cayó al suelo a 20 segundos del final, Vargas tomó el balón y todos, si todos se fueron al remate incluso Nahuel Guzmán.

El balón viajó toda el área rival, llegó a la cabeza de Él Patón y en un remate certero, anotó el gol, el tanto del pase, el que borró toda la palabra Fracasó.

Así, en un duelo donde Tigres pudo fácilmente pasar por su rival, tuvo que hacerla de película y a lo Tigre pasó a la siguiente ronda, manteniendo el sueño internacional aún vivo.