Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Tigres muestra mejora colectiva, pero mantiene deudas individuales

El equipo de Ferretti hilvanó siete partidos sin perder, pero cinco sin ganar y la estadística negativa, en los últimos juegos, no recae exclusivamente en el técnico.

EFE

El equipo que acumula más partidos sin perder en la Liga MX es Tigres con 7 juegos, le ganaron a Pumas de visita y desde allí suman 2 victorias y 5 empates, pero también es el segundo equipo que acumula más encuentros sin ganar con 5, solo por debajo de los 8 que tiene Veracruz.

No cabe duda que este equipo no fue confeccionado para sufrir en casa, ni para rescatar empates con tintes heroicos en los últimos minutos, la idea de tener una nómina tan cara, jugadores seleccionados por su país y un sistema de juego bien definido es que logren someter a sus rivales en cada cancha donde vayan, pero eso ha costado mucho.

Los 5 empates consecutivos han sido ante 4 equipos que hoy están dentro del Top 10 en la tabla (América, León, San Luis y Atlas), y el restante es Xolos que se ubica en el sitio 14 de la clasificación. han sido dos como local y tres de visitante.

Sumando un dato más, en los 5 partidos se ha hecho un gol y se ha recibido la misma cantidad de anotaciones, en total hay 13 goles a favor del equipo de Ferretti y 10 en contra, esa diferencia de +3 lo tiene una posición por encima del San Luis que también tiene 14 puntos, pero diferencia de +1.

Durante los primeros partidos los problemas eran que faltaban oportunidades, el equipo estaba generando muy poco.

Oportunidades vs Atl. San Luis: 8 remates, 2 al arco

Oportunidades vs América: 9 remates, 2 al arco

Pero a partir del tercer partido, se comenzó a elevar el número de ocasiones

Oportunidades vs Atlas: 15 remates, 5 al arco

Oportunidades vs León: 16 remates, 9 al arco

Oportunidades vs Tijuana: 18 remates, 4 al arco

En 5 partidos han tenido 66 remates, pero solo 22 de ellos al arco, es decir un 33.3% de los tiros han ido con dirección de gol, y de esos 22 han sido 5 goles, o sea un 22.72% de efectividad frente al arco, muy bajo para un equipo como Tigres con jugadores como Gignac, Aquino, Vargas, Valencia, Luis Quiñones y Zelarayán.

Tácticamente, Ricardo Ferretti ha continuado bajo su idea habitual de usar una línea de 4, dos centrocampistas, un mediapunta, extremos y un centro delantero. Hemos visto muy breves modificaciones, mayormente los cambios han sido de jugadores y no de plan, la gran novedad fue que ante Tijuana cuando se queda con 10 hombres, en vez de hacer un sistema 4-4-1, como es habitual, hizo un 4-2-1-2. Mantuvo su línea de 4, dos contenciones, dejó un mediapunta y dos jugadores arriba, que alternaban entre Aquino y Zelarayán con Gignac.

Hubo partidos donde sí hacía falta la intervención del entrenador, como ante San Luis donde hubo una búsqueda pobre de abrir la defensa replegada, contra América ocurrió algo similar cuando el equipo se cae en su rendimiento, y ante Atlas ni se diga, pero también este aspecto hubo mejora contra León y Tijuana.

En ese último par de partidos, así como se ha señalado a Ferretti con sus equivocaciones, hay que decir cuánto han fallado jugadores como Enner Valencia y Gignac, evidentemente no eligen cometer un error, pero no cabe duda que hacen falta sus individualidades que en otros tiempos acostumbran aparecer para ganar partidos.

Cuando con 8 remates y 2 al arco terminas 1-1, y con 16 tiros y 2 a portería obtienes el mismo marcador, no cabe duda que la mayor parte del peso debe caer sobre los que aparecen el área rival.

De ahora en adelante, además lo lógico que es meter la pelota, será fundamental que no pare el número de creación de oportunidades desde diferentes vías: ataques posicionales, balón parado, trazos largos, llegadas desde la banda, contraataques.

Si con 18 remates no entró la pelota, en el siguiente juego hay que crear 25, y eso sí es responsabilidad del director técnico.