Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Kaepernick-Nike, la alianza que reta a Donald Trump

El jugador que inició las protestas en el himno de Estados Unidos ha generado polémica al ser el rostro de la nueva campaña de la marca deportiva

Colin Kaepernick ha vuelto al ojo del huracán en Estados Unidos. El mariscal de campo ha generado polémica junto a Nike, luego de que la marca deportiva decidiera utilizar su imagen para la campaña promocional del trigésimo aniversario de su lema Just Do It (Sólo hazlo).

Tras el lanzamiento de la campaña, las acciones de la empresa disminuyeron, pero eso no la hizo retroceder y, por el contrario, en algo que muchos consideraron un reto directo al presidente Donald Trump, se animó a comprar un espacio en el kickoff de la temporada, con el partido de esta noche entre los Halcones de Atlanta y las Águilas de Filadelfia. 90 segundos publicitarios que no dejarán indiferente a nadie.

¿Cómo inició todo? El ex mariscal de campo de los 49ers de San Francisco-una de las figuras que los llevó al Super Bowl XLVII en 2012- comenzó a protestar desde inicios de la temporada 2016 por las injusticias raciales en su país, donde la gente de color era reprimida e, incluso, asesinada por las autoridades policíacas, sin que hubiera detenidos.

¿Su forma de manifestarse? Arrodillándose durante el protocolo del himno nacional durante el protocolo previo a cada partido. La intención de Kaepernick era llamar la atención y expresar que, en su papel de figura pública, no sería indiferente ante la situación que viven las minorías en el país vecino del norte. Este movimiento social fue ganando adeptos e, incluso, jugadores y dueños de equipos de la NFL se unieron en los partidos. Pero también hubo detractores.

Algunos aficionados consideraban ofensivo este acto con el himno. El presidente Donald Trump también se unió al debate y creó un ambiente tenso en la liga, al recomendarle a los dueños a despedir a todo aquel que se arrodillara. Incluso propietarios como Jerry Jones -de los Vaqueros de Dallas-, que iniciaron a favor del movimiento, terminaron en contra.