Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes
Miércoles
Jueves

Pronóstico en video

México 1986, el Mundial que se iba a celebrar en Colombia 

En 1974, el país cafetalero había sido elegido para albergar la Copa del Mundo, pero las peticiones de la FIFA los obligaron a cancelar su evento futbolístico.

Multimedios Digital

La candidatura tripartita entre México, Estados Unidos y Canadá triunfó sobre Marruecos, por lo que América del Norte será la sede del Mundial de 2026. Este hecho convertirá a nuestro país en el primero en ser anfitrión de tres fiestas mundialistas, siendo la última de ellas en 1986.

Esa última Copa del Mundo pudo ser distinta, pues nuestra nación no estaba contemplada originalmente, sino Colombia, designada por la FIFA en 1974. El país cafetalero se esperanzó por albergar un evento de tal magnitud, pero el panorama se dificultó conforme se acercaba la fecha.

Las exigencias del Comité Ejecutivo de la FIFA fueron demasiado para el comité organizador. La situación económica dificultaba cumplir muchas de ellas: 12 estadios con un aforo mínimo de 40 mil espectadores, cuatro de ellos con capacidad de al menos 60 mil aficionados ?por lo que se construyó el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez en Barranquilla- y dos inmuebles más para un mínimo de 80 mil seguidores ?que a la fecha siguen faltando en el país sudamericano-, los cuales servirían para la inauguración y la final.

Los requisitos no solamente se quedaban en los recintos deportivos: la FIFA exigía una torre de comunicaciones en Bogotá, un congelamiento de las tarifas hoteleras para los miembros de la FIFA ?el cual debía entrar en vigor el primer día del año mundialista-, que las divisas internacionales pudieran circular sin problemas en el país, limusinas para los directivos de la entidad, una red ferroviaria que conectara todas las sedes, aeropuertos en todas las ciudades del Mundial y carreteras en óptimas condiciones para beneplácito de los aficionados.

Estas peticiones se volvieron imposibles de cumplir, por lo que pasó lo inevitable. El 25 de octubre de 1982, Belisario Betancur, en ese entonces presidente de Colombia, anunció que el país dejaba de ser el país organizador. Dicha renuncia fue confirmada por la FIFA días después, el 5 de noviembre.

Es por ello que se convocó a una nueva votación y, en busca de cumplir el ciclo de rotación en los continentes, debía ser una sede en América ?España había sido la nación anfitriona en 1982-. Los contendientes fueron México, Brasil, Canadá y Estados Unidos. Los de habla portuguesa decidieron retirarse de la pugna, en tanto Estados Unidos, que no tenía tanto apoyo, optó por retirarse también para volverse a postular para otra edición ?finalmente otorgada en 1994- y externar su apoyo hacia nuestro país, que resultó el ganador (20 de mayo de 1983).

Aunque el terremoto del 19 de septiembre de 1985 en la Ciudad de México puso en peligro que el Mundial pudiera desarrollarse ?ocurrió ocho meses antes de la inauguración-, ninguna de las infraestructuras para esta Copa del Mundo fueron dañadas por el desastre natural, por lo que el plan continuó.