Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Miércoles
Jueves
Viernes
Sábado
Domingo
Lunes
Martes

Pronóstico en video

México se crece ante rivales grandes

La selección mexicana se encuentra lista para enfrentar a Brasil en los Octavos de Final del Mundial de Rusia 2018.

EDUARDO TORRES | @edutorresr

La selección mexicana de fútbol tiene este lunes una cita con la historia, jugar contra Brasil en cualquier competición de cualquier categoría es algo muy destacado. Hay una situación que mucha gente se cree, o nos creemos, y es que México se crece ante rivales grandes, aunque históricamente ha conseguido pocos resultados positivos, pero las exhibiciones futbolísticas sí han dado de qué hablar.

Jugar ante Brasil parecía prácticamente inevitable. Cuando México estaba cerca de ser líder de grupo si vencí a Suecia, mucha gente apostaba a que Brasil no podría con Serbia y terminaría en el segundo puesto. Al final no fue así, Suecia le ganó a México, Brasil venció a Serbia y el choque entre 2 F y 1 G es totalmente inevitable.

Es muy claro que ambas selecciones tienen exigencias y expectativas totalmente diferentes. Por un lado, Brasil tiene un gran compromiso con su afición después de lo que ocurrió hace 4 años cuando fueron locales en la Copa del Mundo. Tienen una mejor generación, mejor entrenador, mejores argumentos futbolísticos. Por parte de México está el constante objetivo de llegar al quinto partido, algo que parece ser la losa más pesada que tiene la selección mexicana. Y tal vez no solo la selección, sino que al fútbol mexicano casi siempre le cuesta dar el siguiente paso: no gana la Libertadores, no hace nada en el Mundial de Clubes. Es importante que estos 23 jugadores representando a México en Rusia logren dar ese paso.

¿Cómo juega Brasil?

Su estructura de juego la podemos definir en un 4-3-3 con la forma 1-2 en mediocampo. Allison es el arquero titular; Fágner lateral derecho, Silva y Miranda los centrales, Marcelo es lateral izquierdo y si no está él juega Filipe Luis. El mediocentro es Casemiro, los interiores Paulinho derecha y Coutinho izquierda. Por fuera izquierda va Neymar, por fuera derecha se acomoda Willian, mientras que Gabriel Jesús es el centro delantero.

Al igual que la mayoría de las selecciones en este mundial, su mejor versión está siendo cuando ataca a velocidad por los costados, si no se da esa posibilidad tienen también una muy buena estructura para atacar de forma posicional, es decir: acomodarse delante de la línea de la pelota para tratar de realizar movimientos de desmarque y entrar cómodos al área. Neymar tiene una gran tendencia a ir hacia adentro, y es ahí donde Marcelo aprovecha para adelantarse.

Tite, entrenador de la selección brasileña, ha fortalecido de gran forma su defensa, lo mismo que lo hizo hacer uno de los mejores Corinthians de la historia, con el cual ganó la Libertadores y el Mundial de Clubes, proceso que le fue suficiente para ahora estar al frente del máximo campeón de copas mundiales.

¿Cómo debería jugar México?

En el mundial siempre es difícil que se filtren alineaciones, así que lo dicho aquí es mera especulación: podría jugarse con línea de 5, 3 mediocampistas, un mediapunta y un delantero. Con los siguientes hombres: Layún y Gallardo carrileros, Edson y Salcedo de stoppers, Ayala de líbero. Héctor Herrera de mediocentro, Guardado y Jonathan Dos Santos de interiores, Vela de mediapunta y Hernández como centro delantero. Ahora bien: ¿por qué dejar fuera de inicio a Lozano? Mi respuesta es directa: el partido no será para extremos, será para más juego interno. No se trata de fijar a los laterales rivales, sino tener más cuidado cuando se interioricen. Y tener a Herrera - Guardado - Dos Santos contra Casemiro - Coutinho - Paulinho será darles responsabilidad hombre a hombre y no perder la cuestión numérica en esa zona tan importante.

DP